El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
JUAN RAVIOLI
23/11/2007 - Centro Cultural de la Cooperación

Por: Cecilia Testa - cecilia@recis.com.ar

El 23 de noviembre, JUAN RAVIOLI se presentó en el Centro Cultural de la Cooperación, adelantando Álbum para la Juventud Vol. 2. Debo admitir que, al llegar, mis expectativas no eran enormes: sólo esperaba pasar una linda noche entre amigos y música, pero un ambiente cálido y familiar y Juan Ravioli con su calma lograron hacer de esa noche de viernes un excelente momento para recordar.

Es cierto que el recital se hizo esperar, pero la sala del CCC llena, Noviembre (el simple con tres canciones nuevas y una reversión de "Desatando Nudos"), la música de fondo y todos esos instrumentos imponentes, brillantes, hicieron de la espera algo llevadero. Al salir, Ravioli explicó que su recital se iba a basar en la presentación de algunas canciones de su nuevo disco (que se espera para mediados de marzo de 2008), y que iba a tocar junto a una banda compuesta por guitarra, piano, hammond, bajo, batería, trompeta, saxo tenor y trombón: la propuesta era diferente, no solo se trataba de él con su guitarra, susurrando letras hermosas.

"Comenzar" fue la primera canción, muy cortita, para arrancar el recital. Lo que sigue es inexplicable (pero vamos a hacer el intento): las canciones fluyeron de manera natural y, aún sin conocerlas, varias veces me encontré pensando que ese debía ser el mejor momento del show. El hecho de que, canción tras canción, Ravioli volviera a sorprenderme me dejó sin palabras.

Solo para graficar las diferentes sensaciones, elegí dos momentos que fueron los que más me movilizaron. Por empezar, "Siete vidas" y "De mi puerta al fin del mundo", junto a Julieta Rimoldi, fueron estupendos; toda esa paz y la calma de esas voces llenaron la sala. Un dato importante sobre este tesoro escondido: el nuevo disco de Julieta sale la próxima semana.

Juan Ravioli al piano para "La ternura" y "John Merrick" (por el personaje del hombre elefante) es mi segundo momento: las canciones se unieron, las melodías que salían desde Juan fueron tan íntimas que no dejaron lugar al pensamiento. Solo bastaba con estar ahí, con sentir lo que él decía, con escuchar la música y ser feliz.

Para el final, "La despedida" fue la canción que eligieron. De todos modos, volvieron a salir para cerrar con dos temas del primer disco (en mi opinión, los dos mejores): "Los últimos tres" y "Maldición". Aún siendo subjetiva, el final del recital fue lo que se esperaba, no había mejor manera de culminar una gran noche junto a Ravioli. Solo quedó aplaudirlo hasta que ya no estaba en el escenario, llegar a casa y escuchar sus canciones una y otra vez, ahora con algunas novedades de noviembre.