El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
CABEZONES - CRIPTONITA
24/11/2007 - The Roxy Club

Por: Estefania Preisz - mefi@recis.com.ar

Después de tiempo de no tocar en Capital Federal, Cabezones, la banda liderada por César Andino, se presentó el sábado 24 de noviembre en The Roxy.

Llegué sobre la hora, cerca de las 20.30 y ni bien atravesé la recepción activó la escena CRIPTONITA, desplegando un set en el nivel justo entre oportuno y placentero, con melodías por demás acogedoras. Hicieron alrededor de 6 temas, con el lugar casi lleno, se despidieron y así se cerró el telón rojo a la espera del plato principal de la noche.

Con casi media hora a favor pude ubicarme cómodamente en dirección opuesta al escenario, mientras algunos seguían entrando. Abajo, en el balcón, a los costados, un teatro colmado de fieles seguidores de la banda, amigos y los que íbamos a curiosear después de tiempo de no verlos. Ambiente oscuro, pantallas encendidas y dio comienzo el video de “Silencia”, corte perteneciente al disco Eclipse (Sol) con imágenes extraídas de shows y ensayos seguidos bien de cerca, bastante sencillo y como para darle pie a la presentación oficial de la nueva formación de CABEZONES.

Los primeros acordes de “Alud” fueron suficientes para que la totalidad de los espectadores comenzara a moverse y cabecear desenfrenadamente. Como es costumbre, vestimenta completamente oscura, de pies a cabeza y, debajo de ese tapado y esa galera que traía con él, César demostró que nada lo haría dejar de mantenerse cantando, con una energía sorprendente. Y, no es para menos, la gente no dejó de estimularlo ni un momento. Volviendo a lo que fue la primera parte del show, se saboreó una mezcla de coraje, empuje, reencuentro y un repertorio de lo más variado, que entreveró casi todos los discos de la banda, como “Lejos Es No Estar”, “Vertiente”, una de las más lindas versiones de “Sueles Dejarme Solo”,“El Vientre”, “Abismo”, “Cada Secreto”, “Vacío”, “Ella De Olvidó De Mí”, “Frío”, “Globo” y el tema que a partir de aquel momento tendría una nueva detonación “Pasajero En Extinción”. Entre aclaraciones, aplausos y emoción, supimos que la nueva formación estaba a cargo de 2 de los miembros originales, Alejandro Collados en batería y César Andino en voz; y la nueva serie conformada por Leonardo Lacitra y Pablo Negro en guitarras y Matías Tarragona en bajo. Si bien resulta complicado acostumbrarse al cambio, creo que con el tiempo van a terminar de consolidarse en cuanto a todo aspecto que ese día pudo sufrir algún inconveniente. Me resultaba extraño ya no escuchar aquellos coros o verlos (sobre todo a los flamantes) un poco retraídos, pero remarco nuevamente que tal vez fue porque era la primera vez que se enfrentaban a un público que fue pura y exclusivamente a verlos a ellos en esta nueva etapa. Y después del vértigo, fue necesario detener el show para que el cantante pudiera descansar un momento y volver con más fuerza a terminar de enajenar a cada uno. Resulta casi imposible no detenerse a mirar el esfuerzo que está haciendo César por seguir adelante con lo que realmente le da sentido a muchos obstáculos que tuvo que enfrentar este último tiempo, las canciones cobran un significado distinto cada vez que salen de él, muchas frases que acentúan sentimientos de lo más diversos llenan heridas o abren paso a lo incierto.

Lo que sería la segunda parte del show tomó forma cuando empezó a sonar “Silencia”, seguida de “Inmóvil”, “Mi pequeña infinidad”, “Hombre Paranoico”, “Mi Camino Es Ningún Lugar”, “Irte”, “Frágil”, “Buenas Noches”, “Sendero Cerebral” y “Ojos En Mi Espalda”, selección un poco más calma por momentos. Mediando estos, se entregó el disco de oro que recibieron e hicieron llegar al público para que todos se sintieran parte de lo logrado hasta entonces. Ya finalizando la noche y antes de hacer los últimos dos, Cesar se acomodó en una silla y sumó su guitarra para acompañar “A Tus Pies” y “Despegar”.

El cierre estuvo completo con la banda abrazada al borde del escenario y una gran ovación por parte de todos los que presenciaron el trance y sin duda el anhelo de que lo próximo para Cabezones este colmado de satisfacción y buenas vibraciones.

Fotos: Rodrigo Narambuena (www.fotolog.com/rbarrystyle)



Mail del fotografo: rbs.fotografiaindependiente@gmail.com