El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
MASSACRE
12/07/2004 - Centro Cultural Recoleta

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Después de un par de meses si ver a Massacre, esta oportunidad de volver a hacerlo en un lugar como el auditorio del Centro Cultural Recoleta (aquel donde alguna vez hicieron shows acústicos Megadeth y los Smashing Pumpkins) en el marco del ciclo Aguante Buenos Aires era imperdible. Como el lugar tenía capacidad limitada a 150 personas, me acerqué a eso de las 14 (cuando habrían las boleterías), para evitar viajar una hora y media y por ahí quedarme sin entradas. Parece que exageré, pero no tanto: según me enteré a eso de las 16:30 ya no había más. El show empezaba a las 19:30, por lo que me quedaban unas 5 horitas entre medio, y como no tenía sentido volverme a casa, caminé como 40 cuadras, me fui al cine y cultivé mi intelecto viendo las obras expuestas en el centro cultural (el arte… parece que hojas de manual Kapeluz escritas con un fibrón es arte!?) hasta que llegaron mis acompañantes, Nico y su amiga Tamara.

Habremos entrado a eso de las 20:30 y nos encontramos con un lugar chico, tipo cine: el escenario estaba abajo y el piso en subida escalonadamente y con sillas. La función estaba recontra sold-out y uno se preguntaba como sería un show de MASSACRE con la gente sentada (y para que negarlo: si el sector más “saltarín” del público se la iba a bancar quieto). Afortunadamente se vieron muestras de un comportamiento maduro y ubicado, y sacando excepciones de dos o tres pibes que se metieron a cantar con Wallas (gente que se extra-emociona y no sabe ubicarse… los mismos de siempre), el resto se comportó como señorit@s, lo cual no tendría que ser sorpresa… pero como estamos en el país que estamos si que lo es. Incluso estuvo el buen gesto de abrir las ventanas para que los que estaban afuera sin entradas pudieran escuchar (todos sabemos que Massacre lleva más de 150 personas, así que esto era inevitable, y aparte se aviso siempre que se mencionaba el show) y a nadie se le ocurrió practicar la gran “me hago el punk y entro tirando la puerta abajo”…

Antes de entrar comentábamos que por el lugar y el contexto daba para que tocaran los temas más oscuros, largos y anti hiteros de su discografía. Resultó que estábamos bastante en lo cierto: abrieron con Ascencion, le pegaron Heredarán la Tierra y siguieron con Cuasi Delictual, los que sacando el segundo que es del disco nuevo, prácticamente jamás se escuchan en vivo. A continuación vino esa canción que ya no se como elogiar llamada 1984, y de ahí en adelante pasaron temas de todas las épocas y casi ninguno de ellos muy clásico que digamos: El Espejo (Reflejo I), El Taxidermista (otra figurita difícil…), Seguro Es Por Mi Culpa, Río Siempre, Minicubics, Try To Hide, cuatro pegados incluyendo Road Of.. + Bienvenido Al Mundo De Los Conflictuaditos (donde Wallas usualmente se retira a descansar mientras Federico, Luciano, Pablo y Charly la rompen de manera instrumental…) + Ideal Para el Invierno (esta es LA RAREZA, un tema tipo spoken word, que ya es raro para estar en el disco, ni hablar tocada en vivo. Me arriesgaría a decir que van a pasar años antes de que se escuche de nuevo) + Sofía, La Super Vedette. El final de la lista fue una joya de 12 Nuevas Patologías llamada Ambas Estatuas, con un solo de Pablo impresionante y un final en una especie de fade out con las luces haciendo lo propio y la gente sin arruinarlo aplaudiendo antes… simplemente perfecto. Cerrados aplausos, y nadie se fue porque sabíamos que se venían los bises: Tres Paredes y Querida Eugenia. Para ponerme detallista, faltó Nuevo Día, pero supongo que si sonaba este tema hay si que se iba todo el buen comportamiento al carajo y sospecho que fue por eso la decisión.

Dadas las bondades acústicas del auditorio, el show sonó buenísimo y la banda fue también en gran parte responsable de esto. Aparte del buen humor que se les notaba, se pudo oír mucho más de lo que hace Federico con los sintetizadores (sobre todo una parte de Río Siempre que acerca todavía más la versión a la del disco), cada nota de los solos de Pablo (nunca toca mal, pero esta vuelta estuvo prácticamente perfecto) y Wallas estaba en uno de sus días más dicharacheros (la parte hablada de Minicubics se extendió más de la cuenta, etc.), al tiempo que Luciano y Charly aportaron la solvencia de siempre.

Dicho todo esto, no me queda mucho más que agregar, salvo que está bueno ver bandas en estas condiciones para variar un poco, y más siendo Massacre que tiene su lado skate rock (o punk rock si se quiere) y también otro más “progresivo” (no se me ocurre otro adjetivo) que se presta a situaciones como esta, para escuchar el show en lugar de hacer pogo.
En fin, los afortunados que asistimos al show nos retiramos llenos de rock y que los que se quedaron afuera o no pudieron venir tuvieron revancha el domingo siguiente en Munro.