El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
PEZ - VETA MADRE - VOLADOR G
08/02/2008 - Parque Lezama

Por: Aldo Montaño - aldo@recis.com.ar

De Combustión Rápida




Con un sonido que presentaba algunas imperfecciones, pero altamente potente (característica que predominó durante toda la jornada) VOLADOR G desplegó sus alas al inicio de una nueva fecha en Parque Lezama. En plan de similitudes, el grupo tiene unos riffs que recuerdan a Stone Temple Pilots y la voz de su cantante evoca al primer Richard Coleman de L7D. La pantalla del escenario los acompañaba con imágenes filmadas y digitales que oficiaban de visualizaciones en sintonía. Hubo tiempo para un poco de auto cinismo dado que Fernando Pécora (voz) bromeo insistentemente con un supuesto carácter de “hit” de sus canciones aludiendo a una probable difusión en Susana Giménez, o noticieros, jugando con lo ocurrido con “A veces” que fue parte de una publicidad de Sedal. Además dedicaron “Huracán” a Ariel Minimal, reconocido hincha quemero, pequeño guiño dado que desde ya no tiene ninguna conexión con el Globo de Parque Patricios.

Remeras de Deep Purple, Pink Floyd y Radiohead fundieron su color negro con la noche dándole la bienvenida a VETAMADRE. Luego de un inicio tibio, el explosivo “Ser Humano” pintó todo de otro color. Con un buen manejo del escenario la banda transitó su discografía en un show en el que además de presentar temas de Vientre (2007) como “Ya fue” o “Vetamadre” también hubo tiempo para covers: “Lullaby” (The Cure) y “Seguir viviendo sin tu amor” (L.A. Spinetta) marcaron el momento de transición a mitad de su set. Julio Breshnev, su emocionado frontman, contó que inmediatamente después se tomaban un micro para tocar en el Cosquín Rock al día siguiente. Finalizado el show se despidieron agradeciendo tanto a sus fans (este cronista desea destacar a uno de pañuelo rojo en la cabeza y remera de la banda que no paró de saltar con el dedo en alto durante todas las canciones) como a sus atentos espectadores ocasionales.

“Los orfebres” (en humeante versión extendida), “Spuistraat 249” y “Último Acto” (que a la vez son los tres primeros temas de su último disco) fue el incendiario inicio de PEZ. Luego de Pez (1998), Los Orfebres (2007) es el segundo álbum negro de la banda, referencia que alude a su potencia acentuada, que en el primer caso tiene una búsqueda en dirección punk y en el segundo es de un estilizado pulso progresivo vestido de metal, y que no casualmente tienen al mencionado color tematizando sus artes de tapa.

Esta inflamable nueva etapa coincide con el intento de los fans más recientes que pelean (literalmente) por imponer el pogo, tentativa que se acentúa en plan de demostración con el repertorio más viejo como “Rompe el alba-Lo que se ve no es lo real” (primer tema del primer disco, Cabeza1995) o “Cabeza De Departamento” (que volvió al repertorio en vivo con la ultima placa) pero que adolece en las bellas e imponentes “Ni discos de Bob” “el Viaje” y “Desde El Viento En La Montaña”, tal como sucedió en esta noche. La situación dio lugar a algunas reacciones de Ariel Minimal como el reto que dirigió al ver como una “señora mayor que se copó y está acá adelante” era golpeada en una torpe avalancha, o la mirada fulminante que dirigió hacia otro nervioso visitante que repartía muy alegremente codazos.

Pasando a la sección participaciones especiales-invitados; el baterista Franco Salvador cambió de hábito tomando la guitarra y presentó “Hago Lo Que Quiero, Quiero Lo Que Hago” un blues que formará parte de su primer disco solista en plena grabación y que además tiene el bonus de contar con Minimal tocando la batería con su particular forma de agarrar los palillos. Luego Flopa subió para interpretar “Abandona” (Emoción Homicida, 2007), presentada por el líder de Pez como “la canción más linda de la galaxia” (afirmación cuyo margen de error es mínimo) que ilusionó con ver más presentaciones de este tipo (a Flopa se la vio muy bien en su momentáneo rol de frontman de los Pez) y dejó con las ganas de escuchar “El Almaherida”. Para culminar Fósforo García (bajo) tomó el micrófono para entregar una muy festejada versión de “Adonde Esta La Libertad” (Pappo´s Blues), entonada con una cadencia en voz bien del Carpo e iniciando nuevamente la temporada de pogo que no se detendría hasta el final.

“Ahogarme” y “El Desengaño” marcaron el último tramo del show que cerró con un nuevo invitado: Pablo Puntotiero, quinto integrante en las épocas de P5Z, que subió para aportar saxo y flauta en “Haciendo Real El Sueño Imposible” y “El Cantor” que cerraron el show de esta banda de un eterno espíritu inquieto que inició el 2008 con nueva imagen (el vestuario de sus integrantes se estilizó; checkear el sombrero a lo Hendrix de Pepo Limeres) y una afianzada renovación de público.