El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
PEYOTES - NATAS
10/09/2004 - Teatro Lasalle, CapFed

Por: Christian Schmiegelow - c_schmiegelow@hotmail.com

Tocar en teatros a algunas bandas les cae bien y a otras no. La condena a estar sentado que imponen las butacas a veces ayuda otras no. A Los Natas le vino como anillo al dedo. Los Pellotes no deberían tocar nunca más en un teatro. Por suerte a la casa no le molestaba que se fume y se beba en la sala.

Los peyotes abrieron la noche a todo volumen con su surf rock Méjico-Boliviano. Un clima de misterio y desolación propio de los desiertos mejicanos y de los místicos pueblos del Perú brillaron a la luz del órgano Panther 100 con el que Henrrique Melena acompaña la mayoría de sus temas. Los recitales de Los Peyotes son un viaje lisérgico. El clima de misterio inicial se escapó cuando aparecieron las maracas de David XXX (cantante) para dejar entrar, de la mano de los gritos y descontrol, a la tragedia y el asesinato y la agresión cavernícola. El publico atado a sus butacas no participo mucho del show.
Siguieron un cover de ‘Fuego’ y un desperfecto técnico en el medio otro tema que David XXX comparó con una llamada telefónica en la mitad de un polvo. La llamada no logro arruinar el polvo.
Los 5 Peyotes, entre siniestros y simpáticos, visten poleras rojas, chalecos marrones, cinturones anchos y pantalones marrones. Algunos usan bigotes mejicanotes y todos llevan flequillo. Sus rasgos físicos hacen que sea imposible descifrar si son peruanos bolivianos o hasta quizás… descendientes de mejicanos.
Los punks del siglo XXI ya no escupen a sus bandas, ahora les gritan ‘Sos un hijo de Puta’. Regocijándose en tales gritos Los Pellotes cerraron con ‘Asesinato en Dallas’ y ‘La Bruja’.

Una media hora después de que terminaran Los Pellotes Los Natas subieron al escenario acompañados de dos trompetistas y dos trombonistas, tres de ellos vestidos con largas túnicas negras y uno de los trompetistas con una camisa camuflada. El resto de la banda (bajo, guitarra y bata) estaba acurrucada en el fondo del escenario donde permaneció por el resto del show.
Los Natas suenan como Pink Floyd en sus primeras épocas. Una fuerte base de rock sinfónico con un poco de metal y psicodelia. El sonido esta perfectamente pulido excepto cuando cantan que, a pesar de que no lo hacen mucho, gritan. Los Natas, con cronomética precisión, incansablemente estirando los temas con improvisaciones, tienen una actitud que es mas de banda de Jazz que de Rock. No son chicos lindos y bien vestidos ni tampoco feos, son tres chicos y lo que importa es su música.
Una chica de nombre Marce fue invitada a cantar un tema. La calidad vocal de la banda no mejoro en absoluto y Marce , vestida con un provocativo vestido rojo y un par de gigantes aros muy modernos, intentó, sin éxito animar y seducir.
A Los Natas le sobra prolijidad y les falta riesgo; buena parte del público dormido en sus butacas lo evidenciaron. Los Natas no es una banda interesante para ver pero si para escuchar en casa con un buen equipo de alta fidelidad y quizá algún narcótico para acompañar el viaje.