El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
BBS PARANOICOS - ETERNA INOCENCIA
11/09/2004 - Cemento, CapFed

Por: Fernando Stefanelli - dumpster@datafull.com

Eterna Inocencia llegaba a Cemento para presentar de manera oficial su disco Las Palabras y Los Ríos, acompañados por la banda chilena BBS Paranoicos más los créditos locales Insumisión y Fuera de Tiempo. Nosotros estuvimos ahí para comentarles lo que se perfilaba como un show interesante.

Debido a cuestiones laborales de Nico y otras de transporte (ferrocarril Roca…), llegamos a eso de las 0:10, justo cuando terminaba el set de FUERA DE TIEMPO. Obviamente también nos perdimos el show de INSUMISIÓN, cosa que no me causó ninguna gracia. Mil millones de disculpas para estas dos bandas (en serio), espero poder verlos en otra oportunidad. A esa altura ya se vislumbraba que el lugar se iba a llenar: la parte de adelante estaba en un 50% y por la zona de las barras había muchísima gente.

Los trasandinos BBS PARANÓICOS deben ser la banda más conocida de su país si hablamos de punk rock / hardcore punk y todas sus variaciones. Sin embargo jamás había escuchado nada de ellos, por lo cual me interesaba ver que hacían. Justamente también estaban presentando su nuevo disco, Capital, editado acá por Patea. A primera vista la banda mostró mucha potencia, un batero que le daba con un fierro y sobre todo buenos temas. Su set fue de unos 40 minutos y repasaron canciones de toda su discografía, además de algunos nuevos del mencionado disco Capital; no conocía ninguno, pero lo que si puedo destacar es que casi todos eran bastante gancheros y también el laburo en los coros a dos y tres voces. Fueron bien recibidos por el público, y aunque no casi no lograron que se armara pogo (después se confirmaría en el show de Eterna que el público no estaba muy dispuesto a eso que digamos) si fueron siempre cálida y respetuosamente aplaudidos. Particularmente me quedó una buena impresión de la banda, solo que su set se me hizo un poco largo, seguramente producto de que no conocía ningún tema y porque me estaba muriendo de sueño (trabajar 8 horas de lunes a viernes e ir a la fuckultad de noche de lunes a viernes y a la mañana el sábado probablemente sea la causa…).

Apenas pasadas las 2 de la mañana empezó una proyección con imágenes del arte de tapa de Las Palabras y Los Ríos, y seguidamente aparecieron los ETERNA INOCENCIA sobre el escenario de Cemento. Guille se calzó la Stratocaster (cada show que pasa lo hace en más temas) y curiosamente empezaron el set con el último tema del disco: Vientos del Amanecer. A continuación hicieron otro del mismo disco, Vivan Mis Caminos y a esta altura me parecía raro que empezaran un show tan abajo, siendo que casi siempre largan con toda la furia (me refiero a la intensidad de los temas, estos son los dos más tranquilos del disco). Al tercero, todo volvió a lo esperado y sonó Nuestras Fronteras. Casi inmediatamente se sucedieron joyas como Cuando Pasan Las Madrugadas, Trizas de Vos y Encuentro Mi Descansó Aquí, y ya no me importaba más el sueño ni el cansancio ni nada. La lista también incluyó Sin Quererlo, Viejas Esperanzas, A Elsa y Juan, Saludo A Los Maquis, La Muerte Pobre (Temazo!) de Las Palabras y los Ríos; Tómalo Con Calma y Río Lujan del EP; Looking For The Sun, más una rara versión en castellano y más lenta de Germinal de Recycle, y Las Distancias son Nada…A Veces, América, Le Pertenezco a sus Ojos, y A Los Que Se Han Apagado del disco homónimo. Además pasaron los covers de Bob Marley: No Woman, No Cry y Burning & Loathing (primera vez que se los escucho) y un tema dedicado a Pablo Neruda (que es nuevo o es un cover, ya que tampoco lo había escuchado antes). Para los más viejitos, también hicieron My Family de Días Tristes e Inocencia del Punkypatín, con Goy de Karamelo Santo invitado en la segunda guitarra. Si de invitados hablamos, que decir de la presencia estelar de Pablo (batero histórico, que dejó la banda hace algunos meses)???, quien fue presentado por su reemplazante Joan (quien, dicho sea de paso, parece que hubiera tocado toda la vida en Eterna Inocencia, prácticamente no se sintió el cambio de batero…), para hacer el trío Looking For The Sun, La Muerte Pobre y América (creo que fueron estos, disculpen si me falla la memoria). Como se puede ver, una lista indiscutible, no faltó casi nada.

El show podría calificarse más que nada como intenso: no se puede decir que haya sonado mal de ninguna manera, pero si que las interpretaciones cambiaron un poco la prolijidad por la fuerza y el despliegue escénico. Por otro lado, hay que destacar la preocupación por dar un buen show técnicamente hablando: desde las luces y el sonido en general, hasta la pantalla (que proyectó desde fotos del arte de los discos, viejos flyers y fotos, además de imágenes de la banda en su reciente gira por el norte del país).

Como había anticipado al principio, Cemento estaba en un 90%, es decir lleno pero con lugar para moverte relativamente tranquilo (casi lo ideal) y el público aportó lo suyo, sobre todo cantando casi todos los temas, con pogo/baile en la parte de adelante (donde se vieron también un par de banderas), mínimas invasiones de escenario para cantar con Guille, etc.; y en general esto es otra cosa para destacar. A diferencia de esta vez, el año pasado en la fecha con Resistencia Suburbana, Shambhala y Movil Vission el lugar se terminó de llenar por el público de las bandas de reggae, lo que marca un crecimiento en la convocatoria.

Después de una demoledora versión de A Los Que Se Han Apagado, se retiraron a descansar unos 5 minutos (durante los cuales nadie se movió), y volvieron para hacer tres bises: My Family (como siempre, mitad en ingles, mitad en castellano), No Woman No Cry y Le Pertenezco A Sus Ojos, que cada vez más se va convirtiendo en un clásico y en el preferido de la gente a la hora del “sing along”.

Luego de la extensa (y buenísima) parte instrumental del final, se despidieron ante la ovación del público, y nosotros nos retiramos cuando eran algo así como las 03:30 de la mañana, exhaustos pero totalmente satisfechos por el tremendo show que acabábamos de presenciar.

(Las Fotos de este recital podrás verlas en la sección FOTOS de la página)