El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
MUSIC IS MY GIRLFRIEND #05 - 02
11/10/2008 - Unione e Benevolenza

Por: Maria de la Paz Spera - paz@recis.com.ar

Noche de lluvia y viento en la Ciudad de Buenos Aires. Las calles del centro pegoteadas de llovizna, sin perder su actividad de sábado por el inconveniente climático. Por Perón al 1300, un grupo de personas esperaba bajo el pequeño techo de Unione e Benevolenza a que comenzara la segunda noche del Music is my girlfriend, caracterizada bajo el tinte del pop con The Flowers Orchestra Y Rubin & Los Subtitulados.

Con un público moderado por el clima, el recital empezó con puntualidad y sin mayores demoras. THE FLOWERS ORCHESTRA, originaria de los pagos rosarinos, dejó un pop indie, joven y multicolor. Formada en el 2006, la banda agrupa a Maximiliano Calvo (voz), Matías Medina (guitarra), Juan Andrés Martínez Mangas (bajo) y Patricio Sánchez Almeyra (batería), y quienes actualmente se encuentran produciendo su primer disco.

Una presentación en la cual la iluminación se podría contar como un integrante más de la banda, THE FLOWERS ORCHESTRA hizo un set de casi diez canciones que se mezclaron unas con otras, cada tanto pisándose las unas sobre las otras. Palabras escasas de los músicos, luego los agradecimientos, un recordatorio de dónde encontrar a la orquesta por la web, y un escenario vacío.

Prueba de sonido mediante, y con personas paradas alrededor del escenario, RUBIN & LOS SUBTITULADOS continuaron el pop de la mano del ex Grand Prix, Sebastián Rubin. Letras que caminaban la cuerda floja entre el optimismo y el pesimismo, siempre referenciando un tipo de amor ajeno a las películas románticas y las canciones melosas, ese tipo de amor que se puede ver todos los días entre cafés, mates o cervezas.

Temas nuevos (como “Lo Que Vez Es Lo Que Hay”), y otros con mayor trayectoria (“El genio de la soledad”, “Odio El Amor”, “The Opposite Of Me” y “Del Lado Del Sol”) sonaron en un Unione pasado por agua, mientras Manuloop (bajo y coros), Juampi Mandelman (teclado y coros) y Emilio Miler (batería) se encargaban de traducir y subtitular en simultáneo las palabras de Rubin.

“Compren el disco, bajen el disco, escuchen el disco” decía Rubin al despedirse. “El otro día fui a Musimundo y ví un disco a 37 pesos. Así que vayan a robarlo, y digan que los mandé yo, porque les están robando a ustedes” . Con el comentario, la noche se terminaba. “Yo Me Quiero Enamorar” daba vueltas por los pasillos mientras los presentes dejaban sus cervezas para cambiarlas por los paraguas.

Fotos: Maria de la Paz Spera



Mail del fotografo: paz@recis.com.ar