El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
MUSIC IS MY GIRLFRIEND #05 - 04
26/10/2008 - Unione E Benevolenza

Por: Maria de la Paz Spera - paz@recis.com.ar

La última noche del ciclo Music is my Girlfriend cerró con la “psicodelia pesada, narcótica y orgánica” de Humo Del Cairo y el rock2tonos patentado por los platenses normA. Acompañando en espíritu, MQN se materializó desde los pagos lejanos de Brasil hasta pleno centro porteño en Unione e Benevolenza a través de sus discos, sólo para dejar una banda sonora para la noche. Música con gustito a “badass rock´n´roll.

Con un público considerable y más mesas de las habituales, el recinto parecía quedarse un poco chico frente al mobiliario. La barra, concurrida constantemente, despachaba botellas de cerveza como una cinta transportadora cuando HUMO DEL CAIRO subió al escenario. Sin decir palabra, Juan Manuel Díaz (guitarra y voz), Javier Murillo (batería) y Gustavo Bianchi (bajo) empezaron a tocar sus oscuras y rítmicas canciones. Caracterizados por cierto mutismo hacia su público, Humo Del Cairo jugó un poco con los presentes, deteniendo las canciones el tiempo suficiente para que los aplausos comenzaran. Y cuando las manos ya estaban golpeándose entre sí, empezaban de nuevo con sus notas primitivas, hipnóticas y experimentales.

Ya acercándose al final de su presentación, un acústico turbulento encabezado por la guitarra de Juan Manuel Díaz abrió paso a un conjunto orgánico de canciones que se mezclaban entre sí, dificultando la tarea de separar los árboles del bosque. Y escoltándolos fuera del escenario, MQN continuó con su papel de anfitrión sonoro de la noche.

Los platenses NORMA venían acompañados de un nuevo disco, su segunda placa homónima que mantiene de su antecesor la estética de letras pegadizas y las melodías que perduran horas y días después de escucharlas. Levantando a casi toda la concurrencia de sus asientos, Sebastián Argüello (guitarra y voz), Ricardo Baldoni (bajo y coros), Pablo Coscarelli (batería) y Gualberto De Orta (guitarra y coros) despegaron con “Nasa”. “Simple” y “NTVG” siguieron en la lista de temas, calco en vivo y en directo del tracklist del disco recién estrenado. “Cable”, “Micro” y “Chics” pasaron con sus destellos enérgicos, todo mientras un camarógrafo hacia zoom y caminaba entre medio de la música como león enjaulado.

“Vespas” anunciaba la cercanía del final para ese recital/disco. Convulsionando sus instrumentos en el escenario, los músicos seguían tocando frente a una masa de cuerpos de pie. Solo dos muchachos solitarios, sentados en extremos opuestos de la sala escuchaban con los ojos cerrados, y unas cabezas que se iban para los costados como un peso muerto. Con “Txt” el nuevo disco decía su adiós, pero NORMA no había terminado. “Uno”, “Chalet” y “Enamorado” trajeron los ecos de Rock2Tonos a Unione, y el súbito adiós de Argüello dejó un coro exaltado que gritaba entre aplausos “queremos Warhol” . Deuda pendiente para el próximo recital de los platenses.

Fotos: Maria de la Paz Spera




Mail del fotografo: paz@recis.com.ar