El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
TURDERA FEST #04
04/08/2008 - Club Alumni, Turdera, Bs. As

Por: Bernardo Dimanmenendez - bernardo@recis.com.ar

En tiempos donde las opciones, para que voces artísticas diferentes de la media, puedan darse a escuchar, el Turdera Fest, constituye un buen lugar, para aquellos disidentes de los “pelos de algodón” y fetiches televisivos.

Heterogéneo y efectivo



El día era oscuro y frío, en síntesis, poco llevadero, para los adictos a mayas y calorcitos de verano. Si proclive, para los que gustan de las bajas temperaturas y “petacas a empuñar”.

Así, entre cigarros, alcohol y narices “resfriadas” abrió la noche, la joven agrupación GUERRA DE ALMOHADAS. Oriundos de Capital Federal, demuestran como a su corta edad, tienen una lectura, sintética, efusiva y correctamente retro, del Manchester y el “Shoegaze” de fines de los ‘80.
Así, pasan “Televisión”, “Drogas” y “Delorean”, entre otros.

Más tarde fue el turno NINJATRON. Comandados por el “acting” efusivo y provocativo de su líder Juan Milanese, los Ninjas, brindaron una majestuosa clase, de cómo en lo ecléctico del melómano, se pueden construir temas honorables como “Vigilanti”.

Terceros y con la furia de un pasado “electroclash” y un presente de collage sonoro y “breaking”, pasaron rápidos y furiosos los SOUNDBLAZTER. Entre “pista va, pista viene”, destacaron temas como “Vía Circuito”, “Radio Studio Dance” y “Jauría”.

Finalmente la noche fue cerrada, por esa cabalgata de andanadas musicales, “feedback” y post rock, que resultan ser el trío MUJERCITAS TERROR. Entre la energía corporal de su cantante y bajista, Daniela Zahra y la maniobrabilidad “noise impetuosa” de su guitarrista Marcelo Moreyra, destacaron “Chicos en Penitencia”, “Ojos de Vidrio” y “Los Alfonsos”.

A las 6 de la mañana, entre la turbulencia del alcohol, y el ardor del intenso frío, finalizo el cuarto Turdera Fest de la historia. Como conclusión, lo heterogéneo de los estilos, sirvió como remedio, para pulir esas banderas laicas y retrógradas que promueven, las sectas de hoy en día, denomínense punks, darks, o llaménse brit-poperos o alternativos.

La música debe estilizarse a partir del collage sonoro de décadas pasadas, como manera de superar el estancamiento actual, ya que como estamos hoy en día, la música por si solo no importa, sino se maneja un amplio caudal de información estética, musical, filosófica y práctica. Algo de eso por suerte, demostraron las bandas que se presentaron, en la fría noche del Club Alumni.