El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
HEAVEN AND HELL
07/05/2009 - Luna Park

Por: Federico Ruiz - federico@recis.com.ar

Metal para paladares exquisitos

El diablo tiene la habilidad de cambiar de disfraz, pero nunca deja de ser el diablo. El afiche decía Heaven & Hell, pero todos sabían que quienes se presentaban en el Luna Park eran Black Sabbath, los mismos que a partir de un estilo propio dieron vida a un género como el heavy metal hace ya 40 años. Sin el magnetismo de Ozzy, pero quizás con su formación histórica más destacada desde el punto de vista técnico, todo indicaba que era un evento para no perderse. Y hacia allí se dirigieron las hordas metaleras, tan embelesadas por la alquimia de los riffs de Tony Iommi como por los cantos de sirena que prometía la garganta de Ronnie James Dio.

Pero antes de la cátedra sobre cómo seguir siendo heavy a los 60, más precisamente minutos antes de las 20, O'CONNOR salió al escenario del Luna a apaciguar a las fieras. Su set de 35 minutos gozó de un sonido más que generoso por tratarse de una banda soporte, pese a que los abundantes graves a veces imposibilitaban que la voz se despegara de la ajustada base instrumental. La banda no anduvo con vueltas: pocas palabras y un repertorio sin fisuras resultaron una entrada efectiva para quienes esperábamos el plato principal. Se destacaron "Sangre para el rey" y el cierre con un guiño a la historia del Heavy nacional, con H mayúscula: "Otro día para ser" terminó de convencer a los pocos indiferentes y preparó el terreno para lo que estaba por venir. La misa negra estaba en ciernes y la expectativa alcanzaba su punto más alto.

Con una puntualidad ya habitual en shows internacionales de gran magnitud, a las 21 el recinto se oscureció y la ominosa introducción de "E5150" fue el preludio del momento esperado. HEAVEN AND HELL irrumpió en el escenario con "The mob rules" y comenzó a derretir hasta a los heavies más acérrimos, aún padeciendo las inclemencias de un sonido errático que tardó dos o tres canciones más en acomodarse definitivamente. Por supuesto, al público poco le importaba esto. Frente a sus ojos estaban los mismísimos inventores del heavy metal, comandados por ese diminuto gigante musical que es Dio, quien fue lejos (y con toda justicia) el más ovacionado de la noche.

El repertorio de la banda se basó exclusivamente en los cuatro discos grabados con esta formación (con la excepción del baterista Bill Ward, quien grabara el álbum "Heaven and hell"). La presentación del flamante "The devil you know" sirvió como excusa para introducir tres temas de ese trabajo, a los que la gente respondió con efusividad pero sin la locura que desataron gemas como "Children of the sea", "Falling off the edge of the world" (donde Dio regaló una interpretación conmovedora, pasando de momentos a capella cuasi líricos a estallidos de furia heavy, con matices posibles sólo para un privilegiado como él) y la estremecedora "Die young", en cuya introducción Iommi alcanzó la cumbre de una noche que abundó en momentos de excelencia.

Minutos después de cumplida la hora de show, Dio anunció "Heaven and hell" (el tema) y el Luna terminó de entrar en ebullición. La canción emblemática de esta formación de Sabbath brilló en una versión de 20 minutos no exenta de pasajes instrumentales (ahora sí con un volumen nítido, filoso y atronador) ni de la clásica personificación diabólica por parte de Dio, impulsada por un riff inmortal que coreó todo el estadio, como para ponerle la piel de gallina al más escéptico.

Si tenemos en cuenta que estamos hablando de una banda con un promedio de edad apenas inferior a los 60 años (el más joven es el baterista Vinny Appice con 49, mientras que Dio cumplirá 67 en un par de meses), hubiera sido injusto pedir mucho más. El bis con el medley de "Country girl" y "Neon knights" completó los 90 minutos de show y puso el broche para una velada de altísimo nivel emotivo y musical.

No todas las noches pasa una leyenda del rock por Buenos Aires y deja un listón que de tan alto es inalcanzable para buena parte de los mortales. Prometieron volver y muchos les creímos, pero si a esa palabra empeñada se la lleva el viento esta vez no habrá reproches: nos dejaron en la retina y en los oídos un show para la posteridad.



Ficha técnica

Heaven and Hell

Ronnie James Dio: voz
Tony Iommi: guitarra
Terence "Geezer" Butler: bajo
Vinny Appice: batería

Músico invitado

Scott Warren: teclados

Estadio Luna Park
10.000 personas
90 minutos



Lista de temas

E5150/The mob rules - Children of the sea - I - Bible black - Time machine (Vinny Appice solo) - Fear - Falling off the edge of the world - Follow the tears - Die young - Heaven and hell - Country girl/Neon knights