El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
NIKITA NIPONE - P.NO GRATAS - SANCA
24/09/2004 - Cemento

Por: Christian Schmiegelow - c_schmiegelow@hotmail.com

Llegueé para el final de MatoMil y escuché lo suficiente como para querer ver un show entero pero no lo necesario como para escribir de ellos.

Con las voces y los coros cada vez mejor trabajadas y con su usual habilididad instumental siguió Nikita Nipone que ya empieza a coleccionar un interesante número de fieles seguidores. Lucio (voz) es capaz de dialogar y conectar con el público con una naturalidad que pocos poseen. Este carisma junto con el virtuosismo del resto de la banda, que celebraba el regreso de Paz (teclados), son dos puntos claves para entender a Nikita.
Tomando la inteligente agresividad psicodélica de Frank Zappa y combinándola con un poco de la sensualidad de Morphine y el punk de Sublime Nikita ralata historias oscuras de personajes tan épicos como patéticos. Relatos llenos de complicidad o sarcasmo, de cosas que jamás pasaron ni pasarán o bien pasan todos los dias sumados a un sinfin de frases memorables al mejor estilo Ricotero, pero con una buena dosis de humor.
Durante cuarenta minutos tocaron temas viejos, entre los cuales cabe resaltar la nueva versión adornada de "Leyenda del Rock", temas de los que va a ser el nuevo disco, como "Como carne humana", y hits? como "Dale Gordi".

Personas No Gratas llenos de mechandising (remeras, pines , etc) y con menos onda que un maní hiceron que un buen porcentaje de la gente se alejara del escenario a tomar cerveza, fumar o hacer lo que sea que hace la gente que no le gusta la banda que está tocando. Vestimentas pseudo dark en dos de sus integrantes y la remera de Miranda que llevaba el cantante (a modo de chiste) junto con la aparente seriedad de sus letras me hicieron mal al corazón. Pararse en un cliche y hacer burla de otros sin una propuesta clara de cambio es de lo más bajo en lo que puede caer un ser social. La música de PNG sin embargo no suena fea: metal medio oscurote que tenía la particularidad de que el redoblante sonaba tan seco que hacia que la bata resaltara clara y presisa entre las guitarras, el bajo y la voz; estos últimos fuertemente determinados por infuencias de bandas como El Otro Yo, Korn y, de a momentos, casi escapándose hasta Divididos.

Sancamaleón era la clara atracción de la noche y no se dejó esperar. Abrieron con una versión ultra corta de "In bloom" de Nirvana a quien le rindieron tributo esa noche tocando dos temas más de ellos y avisando que desde ese entonces elegirían una banda por recital a la cual rendirle tributo.
Sancamaleón combina sonidos muy propios del rock (metal, hardcore, punk) con ritmos latinos (cumbia, candombe, bossanova, ska) con una voz que se pasea entre ambos generos logrando un sonido no necesariamente innovador, pero definitivamente bien logrado que podria llamarse LatinCore.
A diferencia de las otras bandas que tocaron esa noche Sanca, sobre el escenario, no se preocupa por como la esta pasando el público porque ya tiene la certeza de que todo está bien. Sanca incita al agite, saltar y bailar, a malabaristas con antorchas encendidas y a temas que parecería que Ozzy Osbourne está versionando a “Isla Bonita” de Maddona tratando de copiar la vos de Fito Paez; y sin embargo, no suena ecléctico.
Reservo un último comentario para la lírica de Sancamaleon. Sanca es un santo con anteojos negros en busqueda de un camino. Sanca, a diferencia de PNG, toma de sus alrededores lo que le gusta y se cuestiona sobre las cosas que no entiende y no le gusta. Sanca, a diferencia de Jesus, come y no convida (Salmo 12:3) y se atreve a dar un muy buen recital en Cemento.