El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
ÍNFIMO
30/05/2009 - Teatro Verdi

Por: Gonzalo Nogueira - gonzalo@recis.com.ar

Llegamos a la entrada del Teatro Verdi apurados porque sabíamos que ÍNFIMO empezaba su set cerca de la medianoche. En la puerta había un cartel que indicaba la antigüedad del edificio que nos albergaría durante las siguientes horas: ¡121 años!

Cruzamos algunas puertas, un telón y nos metimos de lleno en la sala. En el lugar había muchas personas distribuidas en mesas, tomando y comiendo algo. En el escenario un número de teatro nos indicaba que la programación se había retrasado un poco. Conseguimos unas cervezas y nos ubicamos para disfrutar del espectáculo. Se notaba que el lugar tenía más de un siglo de vida, no solo por la estructura sino también por la decoración. Un par de palcos pintados de verde, el escenario alto con una iluminación diferente a lo que se suele ver en los recitales, la acústica... El ambiente presagiaba una noche especial para disfrutar el viaje que propone la banda en cada una de sus presentaciones.

Terminan los actores y los músicos comienzan a preparar sus cosas detrás del telón. Por un espacio del mismo puedo espiar y graficar el murmullo de los presentes que conversan ansiosos por lo que se viene. "Hoy es mano cristal, hicimos rituales con cuarzos", me comenta Lucho, tecladista psicodélico de rulos. Rabe ejercita los dedos sentado detrás de la batería, Damián es la calma en persona y Pablito afina, concentrado, su guitarra. Está por empezar, se abre el telón y, el público y la banda, quedan cara a cara.

Una zapada surf fue el andén del tren cósmico, la antesala del paseo musical que Ínfimo propone desde las tablas. La ambientación se modifica continuamente siguiendo la ruta de cada uno de los instrumentos, la energía de cada uno de los músicos. La banda suena ajustada y es una paleta de colores verlos tocar: la complicidad entre ellos, la concentración, la alegría y el optimismo.

Fue un paseo de 40 minutos que nos llevó por diversas estaciones ínfimas: Tangorgánico, La aldea de Suhaxaya, Chamán (bebe del sol para ser libre), Niño índigo, No money, Revolución de paz, Enteros de eternidad, Benjamín, Espejo espectral blanco, En los días del tiempo, Elevación Nº 2 y las conocidas Lucifer Sam de Pink Floyd y Black night de Deep Purple, donde terminó el trip. "Maybe I'll find on the way down the line that I'm free, free to be me / black night is a long way from home"… Hora de volver a casa en una nube.

Fotos: Gonzalo Nogueira



Mail del fotografo: gonzalo@recis.com.ar