El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
GO NEKO! - TOPACYO - HACIA DOS VERANOS
14/08/2009 - Teatro TES

Por: Cecilia Testa - cecilia@recis.com.ar

Y sí. La cronista jugó a organizar ciclos por un rato y, si bien una mirada objetiva sería más apropiada, vamos a pretender que nadie sabe y así seguir los relatos de una noche de viernes con poca convocatoria y mucho para decir.

El ciclo estaba anunciado a las 21hs, pero las pizzas y el campeonato de tiki taka hicieron de las suyas por un rato largo. Cuando ajustamos zapatillas y adaptadores, centramos el proyector y pusimos la peli, arrancó HACIA DOS VERANOS. Cabe aclarar que el ciclo Soda Cáustica le propuso a las bandas invitadas armar un set de música en base a una película, cortos o imágenes que fluyeran como una sola ola y así fue. Hacia Dos Veranos tocó con unos videos familiares grabadas en Súper 8 que los pintaba a todos de colores. Las luces se fueron apagando de a poco y ya después no quedó nada más que la historia familiar de Diego Martínez (nos mostró a su abuelo y todo) y los retratos del sur y los lagos y las historias que uno se imaginaba si tan solo escuchaba la música y se dejaba llevar.

La banda, ahora con cinco integrantes, hizo algo muy parecido a lo que dicta el MySpace: “retratar momentos y experiencias desde un punto de vista onírico y alucinado”. Casi sin parar entre canciones, la combinación entre imágenes y melodías fue perfecta para sonreír y simplemente estar, era como entregarse a la calma de saber que siempre hay algún recuerdo al cual acudir cuando alrededor todo es caos.

Inmediatamente después de terminar, el intervalo a cargo de TOPACYO empezó con unos sonidos que remitían a noches de estrellas, grillos y humedad. Cuando estuvo todo listo, los tres chicos fundieron batería, saxo y accesorios con la voz de Topacyo, que le cantó a la infancia, al norte y a sus viajes, como lo de todos, siempre tan personales y verdes que casi se pueden tocar. Las imágenes en blanco y negro, a color, como caleidoscopios algunas, ayudaron a armar un clima de xilofones y silencios.

Ya al final, y para cerrar una noche calurosa en zona sur, GO NEKO! se le animó a Terminator. Una hora de película y canciones (¿o debería decir “canción enorme”?) que se acomodaban perfectamente a las imágenes que todos nos sentamos a mirar boquiabiertos. Espero que no sea mucho decir que ojalá James Cameron hubiera conocido a estos muchachos cuando filmó su película. Quizá así la hacía muda y con la música de los Neko y se convertía en un éxito distinto, mucho más cercano a nuestra realidad.

Durante una hora fuimos todos partícipes de una historia diferente: Terminator fue una sucesión de momentos que aparecían de acuerdo a los ritmos de la banda, que no dio respiro. Los chicos se sabían cada momento de memoria, se miraban y sabían lo que venía, lo representaban tal cual. Lo mejor: una morocha de pelo batido que preparaba el desayuno mientras bailaba al ritmo de la banda, la escena de sexo de Sarah Connor y Kyle Reese y, obviamente, el final, entre gritos y pedidos para que toquen Terminator II también.

Así pasó una noche de veranos, entre música y videos. Lo cierto es que, pese a las pocas personas que nos sentamos en el teatrito de TES, las bandas ofrecieron un reci diferente a todos los que había visto y ayudaron a la sonrisa de esta cronista despeinada y de su grupo de amigos, que se volvieron a casa imaginando mundos de película.