El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
SAMIAM
05/12/2009 - Asbury Rock

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Por esas cosas de la vida estos últimos años han acercado a nuestro país bandas que si bien tocaron algún tipo de “éxito” comercial, actualmente se pueden considerar under en sus países de origen. Así, The Ataris, Joey Cape y ahora (cortesía de la gente de Hellnoise Booking), Samiam pisaron el suelo argentino aun cuando son conocidos por una minoría, que en la mayor parte de los casos (sobre todo con Samiam) ni siendo muy optimista se podría haber esperado que suceda.

Luego de una primera fecha en San Miguel (¡!), el show de Capital prometía muchísimo por incluir en la grilla a una excelente mezcla de bandas que pegaban muchísimo con el estilo de los visitantes: Los Restos, Mofa, Late Night Condition y los juveniles Crónicas de Enero. Todo estaba dado para que fuera una velada más que agradable en esa gris tarde de Flores.

La gente se iba acercando muy de a poco, y con los Samiam dando vueltas por el lugar como cualquier otro del público, largaron los chicos de CRONICAS DE ENERO, cuya propuesta no desentonó con el resto de las bandas que pasarían: orígenes punk/hardcore, melodías, letras personales, interpretaciones que no escatimaban cierta carga emotiva y no debería ser necesario mucho más para que el lector pueda darse una idea. Se nota su juventud como banda, pero lo que hacían es auspicioso (la misma calificación va para el EP de tres canciones que estaban repartiendo entre la gente).


¡Finalmente LATE NIGHT CONDITION llegó al disco! Una banda que siempre ha dado muestras de que cada paso dado es sobre seguro, por alguna razón no había podido dar el del disco debut. Este 2009 los ve editar su Give And Take independiente acá y vía digital por el sello norteamericano Deep Elm (cabe aclarar que todas las canciones de LNC tienen letras en inglés), hogar de bandas increíbles como Cross My Heart, The Appleseed Cast o Brandtson, lo cual no hace más que confirmar lo escrito anteriormente. Al margen de todo esto, en treinta minutos presentaron las canciones del mencionado trabajo y dejaron la misma buena impresión de siempre: mucha prolijidad y grandes canciones, a pesar de un sonido que no era el ideal y de que la gente estaba aun acercándose a Asbury. Veremos si con un CD debajo del brazo las cosas progresan a un ritmo más veloz.


Siguiendo con el Emo vernáculo (Emo, por emocional, e identificado con la corriente de los primeros ’90 en USA, y no a las pavadas que se pueden ver encasilladas con esa palabra hoy en día… este articulo de wikipedia lo explica más o menos bien), con MOFA tenemos uno de los mejores exponentes. La banda toca poco, hace muchos años que no sacan un disco, pero, escuchar gemas como “Aspirinas”, “Ese Lugar No Tan Mío” o “45 Minutos Hacia Donde Los Edificios Crecen” con las performances que acostumbran estos pibes (Sebastián transpira la camiseta en cada show…) sigue siendo tan satisfactorio como siempre. Otros que estaría buenísimo si sacaran un disco nuevo pronto.


Así como Los Muertos no son Todos Tus Muertos, LOS RESTOS no son Restos Fósiles. Pero, se podría gastar cientos de caracteres en análisis rebuscados y sin embargo cuando uno escucha la voz de Mane entonando verdaderos clásicos como “La Maquina de Perder”, “Don Juan de Marco”, “3 Décadas” o “Desarme” (solo por nombrar algunos), todo eso queda de lado y solo resta disfrutar del recorrido por el repertorio Fósil. Los dos chicos que tocan con Mane y Lechu hacen su trabajo con la mayor corrección, pero además le inyectan otra energía y velocidad a las canciones, en especial a selecciones de lista como la de este show, centrada en las canciones más rápidas. Con el lugar ya con un marco más adecuado, Los Restos tuvieron un set de unos cuarenta minutos que dejaron ganas de más. Queda todavía la incógnita de cómo serán la canciones nuevas (solo adelantaron una) del EP que venían anunciando desde hace un tiempo.


Finalmente la gente terminó de entrar e ir para adelante y el local ya presentaba si bien no un lleno total, si una cantidad de público considerable. Los SAMIAM salieron a escena y el público explotó: se corearon la gran mayoría de los temas, muchísima gente subiendo al escenario para cantar un toque con Jason y terminar con el famoso stage diving una y otra vez, etc. Si bien no muy comunicativos que digamos, los tipos eran cero rock star y le ponían buena onda, al tiempo que tenían cierta expresión de sorpresa por momentos, como cuando la gente tarareaba algún riff, lo que sumado a que tocaron ESAS CANCIONES que todos querían escuchar, como “Bad Day”, “Sunshine”, “Stepson” y por sobre todo “Dull” y “Capsized” (con las cuales quien escribe ya se daba por hecho), la cosa anduvo más que bien. El sonido estuvo correcto, por ahí la voz un poco baja (me supongo que sentado en la valla al costado derecho del escenario intentando sacar fotos no era el mejor lugar para que te pegara el sonido) y lo de los tipos fue impecable: poco más de hora y cuarto sin fisuras desparramando esa combinación casi ideal de fuerza y melodía que caracteriza a estos muchachos de California.


En definitiva, una velada memorable para algunos cientos de personas que se volvieron felices a sus casas aunque al lunes siguiente en el trabajo/escuela/facultad/lo que sea hayan contado que “el sábado fui a ver a Samiam y estuvo buenísimo” y obtuviesen un “¿y eso qué es?” como respuesta. Pero esto último poco importa.

Fotos: Fernando Stefanelli