El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
CATUPECU MACHU
22/05/2010 - Luna Park

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

En pleno festejo del bicentenario, a menos de diez cuadras, Catupecu Machu se presentaba en el Luna Park. Lenta pero constantemente el marco del estadio iba tomando color y a quince minutos de las 22 largó el show presentación de Simetría de Moebius.

El primer tema coincidió con el track número uno del disco (“Confusión”) y no casualmente de ahí en adelante, hicieron en orden los diez primeros temas. No se necesita estar muy familiarizado con la discografía de la banda para notar que este último trabajo tiene una búsqueda sonora muy particular, al tener los teclados de Macabre mucho mayor protagonismo, junto con el uso de dos y tres bajos por tema en lugar de las guitarras (que siguen estando, eléctricas, criollas, pero en otro plan).

A pesar de que un armado de lista de este tipo puede suponerse anticlimático, la gente respondió en gran forma en las partes más movidas y, es justo reconocer, el show se sostuvo perfectamente a pesar de todo. Como highlights, además de un violinista invitado (Javier Weintraub), subió a tocar el saxo Roberto Petinatto en “Batalla”.



A modo de puente entre las dos etapas de la velada, Fernando Ruiz Díaz salió solo para hacer a capella “Cuadros dentro de cuadros”, y en una suerte de popurrí metió “Persiana americana” de Soda Stereo (con un “¡Mejorate Gustavo!” que obviamente arrancó la ovación de todos para tratar de hacer un poco más de fuerza para la recuperación de Cerati) y “Puedes".

Sin ser quien escribe un experto, se nota que la banda está consolidándose nuevamente después del tremendo revés que le significó el accidente de Gabriel Ruiz Díaz, integrante clave a la hora de definir el sonido y la dirección musical de Catupecu. Sebastián Cáceres en bajo y guitarra hace un muy buen trabajo y, objetivamente, en vivo no hay nada para reprocharles.

Previo instrumental a cargo de Fernando y el batero, arrancó la segunda parte, la etapa hitera del show. Este mini maratón palo y palo incluyó “Origen Extremo”, “Viaje del miedo”, “Entero o a pedazos”, “Plan B”, “Magia veneno”, “Hechizo” y el a esta altura clásico “Dale!” en una versión hiper extendida. Si la gente ya había agitado en la primer parte del show, ante esta catarata de hits la respuesta fue aún mejor.



Casi sin notarlo, ya habían pasado más de dos horas y cuarto. El final se acercaba: “A veces vuelvo” y “Y lo que quiero es que pises sin el suelo” marcaron el cierre “oficial”, pero por supuesto nadie se movió ni medio centímetro de su lugar. Extrañamente, el cierre definitivo fue “Abstracto”, el track que faltaba de Simetría de Moebius, justamente el último del disco. Y entonces sí, ovación final y desconcentración de algo más de cuatro mil personas con poco y nada de qué quejarse.

Más bien todo lo contrario.

Fotos: Sofia Esteban - Aifos http://www.fotolog.com/fotoaifos