El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
TODOS TUS MUERTOS - LAS MANOS DE FILIPPI
31/07/2010 - Groove

Por: Federico Ruiz - federico@recis.com.ar

Combatiendo al capital

Noche contestataria en el marco de las ya clásicas Fiestas Clandestinas. No era la primera vez que Todos Tus Muertos y Las Manos de Filippi compartían cartel, y seguramente no será la última. Claro, tienen mucho en común: algunas posiciones políticas que trascienden lo meramente musical, las temáticas de algunas de sus letras, y también buena parte del público.

Groove ya estallaba de gente cuando, segundos antes de la 1:30, LAS MANOS DE FILIPPI abrieron la noche con "I.P.H.G.". El esquema del show de los liderados por Hernán Cabra De Vega fue muy similar al de su disco compilado de reversiones del año pasado, "Los métodos piqueteros". Ese álbum, que reúne lo mejor de la carrera de Las Manos con audio aumentado y mejorado, aportó el núcleo duro del repertorio. Sonaron "Las tetas de Batato", "Organización", "Latino", "Ali Esper y Choi", "La puntera rosa", "La selección nacional" y "Ballenas" (uno de los más festejados), para el beneplácito de un público que consiguió lo que había ido a buscar en un show que duró lo justo y necesario: una hora y monedas. Ni tanto ni tan poco.

En los setlists para presentaciones de este tipo no hay lugar para demasiados experimentos, y la apuesta a las canciones más populares fue efectiva. Más allá de esto, Cabra tuvo tiempo para presentar un tema nuevo ("que habla de la crisis mundial", según sus propias palabras), y también para repasar "Control obrero" junto al resto de la banda. Del último disco en estudio con material nuevo de LMDF pasaron "FA.SIN.PAT.", "Working", " Música" y "Sr. Esperanza".


Foto: Diego Obholz

LMDF aprovechó las características de sonido que suelen ofrecer las Fiestas Clandestinas: al palo, al borde de la saturación, con un tinte rockero bien mugroso y sin sutilezas. La banda se movió a sus anchas en ese caldo de cultivo para el pogo, que encontraría su momento cúlmine en los tres temas que marcaron el final. Primero sonaron "Cutral Co" y "Sr. Cobranza", pavada de dupla. Y cuando parecía que todo había terminado, los músicos volvieron al escenario para rematar la faena con "Los métodos piqueteros". Las Manos no serán los mejores, pero saben ser únicos cuando lo suyo les sale como esta noche.

El lapso entre banda y banda, donde oleadas de gente transitaban por los distintos niveles y las atestadas escaleras de Groove con suerte dispar, se hizo un poco largo, pero de todos modos fue llevadero. (Nota al margen: Sugestivamente, la selección musical que amenizó la espera entre un show y otro incluyó "International love" de Fidel Nadal... ¿descuido o provocación de los responsables de las bandejas? No queremos pensar mal, pero...) Exactamente a las 3:25 del domingo, TODOS TUS MUERTOS se hicieron presentes sobre las tablas y arrancaron su show con "Pulso", primer tema de su reciente disco "Crisis mundial".

Todo el primer segmento del show de TTM estuvo dedicado a presentar su último trabajo ("Punky Reggae Party", "Sea lo que sea", "Eres mi vida"), que sin embargo sólo lograba una respetuosa y algo tímida aprobación de un público urgido por ir a los bifes. Luego de su reunión en 2006 y la posterior edición de un disco en vivo, TTM siguen intentando volver a encontrar su lugar en el medio local. Cuentan con una rica historia, que se traduce en una convocatoria nada despreciable (potenciada en esta oportunidad por el marco de las Fiestas Clandestinas), y tienen la responsabilidad de revalidarla arriba del escenario.

Fotos: Diego Obholz

Y lo más selecto de esos ricos antecedentes musicales apareció para levantar el ánimo del respetable, en un show que fue de menor a mayor. "Tu alma mía" era el catalizador que la gente esperaba para proponer un pogo violentísimo, que se convertiría en el MVP de la noche. La cosa no terminó ahí: de la mano de un Pablito Molina que en vivo se carga la banda al hombro como pocos, "Gente que no", "Fallas" y "El féretro" deleitaron a los más veteranos, mientras que la asesina seguidilla compuesta por "Mate", "Andate", "Trece" y "Dale aborigen" volvió a elevar el nivel de agite hasta niveles mensurables por el amigo Richter.

Para el final, la banda reservó inteligentemente "Fuego amigo (sobre Bagdad)", una de las mejores canciones de un disco nuevo algo desparejo, y cerró con una versión a las chapas de "El chupadero", como para que no nos olvidemos quiénes son y de qué la van los Muertos. Pese a la marcada diferencia que existe entre los temas más recientes y los clásicos de siempre, la banda nos ofreció 65 minutos de un show que fue honestidad pura, aún con las limitaciones del caso. No es poco en esta era de rock hipermercantilizado, donde abunda la pose mas no la sustancia.