El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
FRANCO SALVADOR - FER LÓPEZ CAMELO
22/10/2010 - Centro Cultural Zaguán al Sur

Por: Federico Ruiz - federico@recis.com.ar

Lo cortés y lo valiente

En el Centro Cultural Zaguán al Sur había un plan nada despreciable para sacudirse el frío de un viernes demasiado inhóspito para fines de octubre. En una fecha que se repetirá en La Plata dentro de unos días, Fer López Camelo y Franco Salvador proponían una dosis doble de música para tener y guardar.

El asunto estaba anunciado para las 22 pero el under, este maltrecho under que supimos conseguir, retomó sus viejas mañas. Así fue que la platense FER LÓPEZ CAMELO y su banda subieron al escenario recién a las 23:30, ante un ZAS a medio llenar. Se trataba de la presentación oficial en Capital Federal de "Suspendida", su último disco, y no se escatimaron recursos para la ocasión. Los ocho músicos (nuestras sinceras felicitaciones para doña Camelo: ¡hay que bancar un octeto en esta época, eh!) se acomodaron trabajosamente sobre el pequeño escenario y el set arrancó tímidamente, con mid-tempos de arreglos cuidados y la etérea voz de Fernanda abriéndose paso entre el sonido.

Lo más interesante de esta prolija banda de músicos platenses fueron sus recursos tímbricos casi ilimitados. Claro que cuando se cuenta con vientos (saxo y flauta traversa), cello y acordeón en una banda de rock, el techo de posibilidades es otro. Fueron pasando los temas, tanto del último disco como del anterior "Desierto", y en el set de aproximadamente 50 minutos se destacó especialmente el momento intimista donde sonaron "Melodía zen" y "Talismán secreto".

El show se cerró con la propia Fer López Camelo en batería y voz, para interpretar un cover de origen desconocido (al menos para quien escribe). Con ese inesperado cambio de roles, sumado al pequeño accidente que sufriera la tecladista Wendy Flores con su instrumento, sobre el final la cosa adquirió un tinte un poco más rocker, quizás algo tardíamente.

Tras cartón, la numerosa delegación platense abandonó el escenario y de inmediato se corrió un pequeño telón para que FRANCO SALVADOR aprestara los detalles del sonido de su guitarra. No pasaron ni quince minutos entre el final de un show y el inicio del otro, que se produjo minutos después de las 00:30. Terminaba lo cortés, estaba a punto de comenzar lo valiente.

El power trío de garage visceral, oscuro y con algunos matices progresivos que comanda Franco Salvador es cosa seria. A nivel volumen, sobre todo, pero también en lo que hace al compromiso con la música que descerrajan sin piedad. El propio Franco bautizó a su banda como "Los Crudos" y la descripción no podría ser más ascética, económica ni precisa. La cosa se pone tan pesada --hasta podría decirse que de a ratos linda con el heavy metal más sincero y cabeza--- que por momentos asusta.

Los tres músicos recorrieron casi todos los temas del único trabajo editado hasta aquí por el baterista de Pez ("Hago lo que quiero, quiero lo que hago") y ofrecieron un generoso salpicado de temas nuevos que seguramente tomarán forma de disco "algún día", según textuales palabras de su autor. Ojalá se cumpla el anuncio, y pronto.

Durante la hora y monedas que duró su presentación, Franco aporreó una increíble guitarra de luthier (propiedad de su sobrino, como él mismo se encargó de aclarar) que fue la estrella de la noche. Pasada por el filtro de un Mesa Boogie asesino, devolvía un sonido de volumen atronador y una distorsión de claridad pristina, que rockeaba las paredes del ZAS y convertía al mundo real en esa cosa que está ahí en el medio sólo para molestar.

Promediando el show, Franco se quedó solito en el escenario para hacer tres temas con la guitarra (entre ellos "Tiembla", incluido en el disco de fogón que Pez editó en 2006, "Hoy"), y en la recta final aparecieron los pesos pesados en el setlist. "Y eso vale", tema de cosecha propia incluido en el disco autotitulado de Pez de 2010, un cover fulminante de "Sándwiches de miga" de Pappo's Blues y un tema nuevo muy potente cerraron una velada que fue de menor a mayor.

Luego fue tiempo de pasar por la barra, chusmear un rato, hacer escala en el baño y ponerle nuevamente la trucha al frío de la calle Moreno. Fue la historia de (casi) siempre. Un pis y a la cama, sí, pero con una dosis generosa de rock y actitud en el sistema nervioso central.

Fotos: Fernando Stefanelli.