El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
PASANDO HAMBRE
22/10/2004 - Loca Bohemia, CapFed

Por: Facundo Zemborain - egoista_por_naturaleza@hotmail.com

No había demasiadas opciones para ese viernes tan lluvioso como primaveral. Y a pesar de que Pasando Hambre no es una banda que me guste mucho, ni que haya ido a ver incontables veces, me parecío bastante atractiva la propuesta. En verdad es a mi novia a la que realmente le gusta PH, pero personalmente a mi no me desagrada en lo más mínimo, de a poco les voy tomando cierto aprecio. Así que, con nuestras auras empapadas en agua de lluvia, nos tomamos el 15 con destino a Caballito (Av. La Plata al 700).
Llegamos al lugar en cuestión a eso de la 1 A.M., y nos encontramos con una Loca Bohemia bastante concurrida. Igualmente eran varias bandas las que tocaban, y la gente entraba y salía en función de cómo se iban actualizando las presencias en el escenario. Me gustaría sincerarme y hacer aquí un paréntesis, porque la verdad que jamás compartiré esa idea de ir a un recital y quedarse solamente a ver a la banda conocida. Es que hay tanta música, tantos músicos, tantas bandas, y la gente que vive los recitales desde arriba del escenario se rompe el culo para poder hacerlo, porque es muy difícil estar ahí, poniendo plata del bolsillo para poder mostrar la música que llevan adentro. No se muy bien a que vino este comentario de mi parte, quizás porque es algo que yo también sufro con mi banda. Pero creo que no estoy demasiado equivocado a pesar de la subjetividad. No comparto esa actitud, y lo voy a decir cuantas veces sea necesario.
En fin, basta de chácharas, a lo mío… continuando mi crónica en base al recital propiamente dicho, cabe destacar a las bandas que vi antes de Pasando Hambre. No me acuerdo el nombre de ninguna de las dos, pero si recuerdo que la primera era una banda ska -reggae, que tocó sin batería, porque creo que el batero no estaba, o no se que incidente tuvieron. Increíble, hay que tener huevos para subirse a tocar ska sin una batería, y eso fue lo admirable de la banda, que se la bancó como 25 minutos haciendo un ska a base de guitarras, bajo y vientos. Se fueron un poco de tiempo, casi no se notó, y la verdad que fue una lástima porque se notaba que eran buenos músicos todos, tenían arreglos muy buenos los temas. Bien por ellos, mal por el batero irresponsable.
Un poco más tarde, cerca de las dos de la madrugada, se subió otra banda al escenario. De la cual tampoco me acuerdo el nombre, pero no por eso voy a dejar de hacer algunos comentarios sobre su música y su contenido lírico. Es que tengo alma de cronista y hago crónicas no por las bandas, sino por el amor a la profesión (carcajadas). En fin, la susodicha musicalmente me gustó bastante, hacen un punk bastante poderoso y prolijo, con algunos temitas ska y hasta un reggae hicieron. Sonaron muy bien (un punto extra para el sonido del lugar) y se notaba que había llevado bastante gente, porque se armo cierto agite y había gente cantando los temas. Lo que no me gustó demasiado, porque ya me parece un poco aburrido, es esa actitud anarquista en las letras. La mayoría de los temas hablaban de represión, Bush, guerras, injusticias, bla bla bla… me parece que el mundo en que vivimos nos da inspiración para ese tipo de cosas, pero hay que leer un poco más y mirar menos TV, porque sino decimos incoherencias. Pero bueno, de eso se trata esto, de que cada uno pueda decir y expresar lo que nos pasa, así que no voy a hacer más comentarios al respecto.
Ya pasadas las 3 de la mañana, sobraba expectativa para ver a la gente de Pasando Hambre, una banda punk melódico, o hardcore melódico (no soy experto en subgéneros), muy poderosa y acelerada, con una formación tipo (una guitarra, voz, bajo y batería), y con una energía muy particular. Ya eran casi tres y media cuando se subieron al escenario, y se mostraron muy efusivos, desde el primer al último tema. Las letras poéticamente muy buenas, con mensajes muy claros y optimistas (que empiezan en las peores tristezas y terminan en finales llenos de perdices), es lo que se destaca en PH. Me llamó la atención que la energía se desplazaba del escenario al pogo todo el tiempo, que manera más violenta de agitar, la verdad que no me daban ganas de meterme a poguear (aunque empuje a unos cuantos muejeje). Bueno, no se me los nombres de los temas, ni siquiera se me un tema completo, así que lo que puedo decirles es que ‘la banda va con toda vieha’. De veras, son bastante buenos, y si tuvieran un mínimo de difusión iría mucha gente a verlos. Así concluye mi crónica. Moraleja: si llegan a ver algún disco de Pasando Hambre (Tristeza o Antihumano) acuérdense de las recomendaciones de este humilde cronista. Saludos.