El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
SHAILA
12/08/2011 - Groove

Por: Sofia Esteban (con la colaboración de Silvina Rodriguez) - aifos.sf@gmail.com

Eran las 19 horas cuando llegaba caminando a Groove y había una fila bastante larga en la puerta. A pesar de que no era una cola muy jolgoriosa, se notaba en las caras alegría y ansiedad: muchos se saludaban, gritaban… realmente se respiraba un ambiente de pura felicidad.

Cuando se abrió la puerta, la gente, con mucha tranquilidad, comenzó a entrar sin olvidar de dejar el juguete a los chicos de Semillero y muchos también se acercaban a la feria para retirar su disco que venía de regalo con la entrada para las dos fechas. En fin, era 12 de agosto y arrancaba la vuelta de Shaila, luego de un parate de casi 8 meses. ¡Encima esta era la fecha del festejo de sus 17 años!

A los 5 minutos se los vio a los chicos de RODIA en el escenario abriendo una noche de fiesta. No había demasiada gente, ¡pero ni bien empezaron las primeras melodías automáticamente el lugar estaba lleno! Con varios fanáticos en la primera línea comenzó el mosh y el pogo, cosa que luego iba a abundar durante toda la velada. La lista fue corta pero, en lo que a esta cronista respecta, perfecta para la ocasión.

Luego de un intervalo no muy extenso, comenzó DEAD FISH, banda brasilera que quien escribe nunca había tenido la oportunidad de escuchar. ¿La verdad? La rompieron, entre saltos y gritos, movimiento y locura. Se puede destacar los temas: “Afasia”, “Bem vindo ao clube”, “Sonho medio”, “Shark attack” y “Senhor seu troco”, donde los conocedores de los visitantes extranjeros cantaban como si estuvieran en Brasil.

En el intervalo se proyectó un mini documental realizado por SPE, Semillero y Deduka Films sobre el comedor “La Esperanza” apadrinado por los chicos de Shaila.

La Esperanza from Tomas Pernich on Vimeo.

Finalmente arranca el plato fuerte con “La historia somnoliente de América Latina" y como si desde el 30 de diciembre del año pasado hubiese transcurrido una semana, explotó Groove con todo lo que significa SHAILA para sus fanáticos: fiesta, crítica política, pogo y mosh. Joaquín, fiel a su estilo, comienzo a bailar descalzo, revoleando el micrófono, que esta vez no era su clásico (ese con la cinta roja fluo en el cable).

Luego de terminar el tema saluda y sigue la fiesta. La gente sólo grita que quiere que sigan… ¡quieren que este momento no se acabe más! Entre medio, aprovechó para contar un poco de su visita a Chile y la problemática de la educación allá; también comentó acerca de las elecciones primarias que se harían el domingo y donde creía que la izquierda no iba a tener un lugar en las elecciones de octubre (finalmente entraron). Era verdaderamente impresionante la cantidad de gente que había. Por momentos caían hasta 3 personas al mismo tiempo… y ya que estamos hablando de esto, hay que destacar el trabajo de los seguridad de Groove, que nunca se pusieron histéricos, algo que pasa mucho en este tipo de recitales (quien escribe además es fotógrafa y sabe de lo que habla por experiencia).

Dentro de la extensa lista, los temas más emocionantes fueron: “Tratando de encontrarla”, “Rompió el espejo”, “¿De qué hablás?”, “Dios ha muerto”, “En sueños”, “Viva América”, “Libertad”, “Utopía”, “Cuando no quieras sentir” y “Bajo el agua”. El único invitado de la noche fue Hernán (mejor conocido como “Muñeco”) de Emotive (banda del sello SPE), que subió a cantar “Viendo”, con una actuación que estuvo a la altura del evento.

Entretanto el show promediaba y seguía la verborragia de la voz de Shaila: “Te vi” por supuesto Joaquín se lo dedico a su hermana Magda (los que hayan leído la letra se darán cuenta por qué) y “Somos” fue para su mujer Flor. Desde ya, tampoco faltaron los chistes entre los chicos haciendo que le dedicaban temas a la gente y hacían trampa con la lista… incluso algunos ni siquiera se daban cuenta que estaban engañándolos; ¡se reían de todo! La verdad es que se notaba un ambiente de diversión y complicidad con los fans… ¡Como si ellos fueran los que cumplían 17 años en serio!

Llegando al tramo final del show, hicieron “Cansado y Aburrido”, donde se pasaba de la tranquilidad a la locura del mosh en milésimas de segundo y “Ella y vos” tema totalmente old school que no había fanático que no lo supiera. Quedaba una más, “Mañanas”, la canción que le dio nombre a ese disco, que vio finalizar la noche con Joaquín entre la gente, donde los propios fanáticos lo bajaron para abrazarlo, cantarle y gritarle cosas al oído como “gracias por volver”, “gracias por la fecha”. Tan efusiva fue la cosa que tuvieron que ir a buscarlo los chicos de seguridad porque ¡no lo dejaban ir!

Ahora con las luces prendidas, por los alrededores se veía gente que iba saliendo a comer pizza con cerveza y al despedirse se decían “hasta mañana”.

Ya era sábado, con el principio de la veda electoral y la gente que a pesar de tener que ir a votar al día siguiente otra vez formaba fila en la puerta de Groove para el segundo día del cumpleaños de Shaila. Esta vez mucho más tranquilos, se saludaban y hablaban de lo buena que había estado la fecha de la noche anterior... Algunos incluso mostraban sus moretones como si fueran “heridas de guerra”, las cuales estaban muy orgullosos de poseer.

Apenas ingresados, a lo lejos se veían los chicos de CIRSE a punto de arrancar su show, con el lugar un tanto vacío. Pero... al comenzar los primeros acordes, de repente comenzó a llenarse de fanáticos de la banda, los cuales entraban a las corridas para no perderse ningún tema. Como en Rodia el día anterior, la lista tuvo que ser corta, y por ello incluyó sólo un tema de su primer disco, y el resto fueron todos del último. Sin embargo hicieron un bonus track de regalo para los que tal vez no los conocían, un TEMAZO de The Offspring, el famoso “The Kids Aren't Alright”. Por supuesto sus fanáticos se encargaron de abrir la noche con sus saltos y su pogo cantando sus temas favoritos. Luciana, con la delicadeza que la caracteriza, saludó a Shaila por su cumpleaños y agradeció la invitación.

Para cuando estaba por comenzar DENY, Groove estaba casi repleto, muy poca gente quedaba afuera, y con una intro arrancó su set, con su peculiar energía, una explosión de luces, mucho agite y gritos… Inmediatamente la gente respondió por medio del mosh y un pogo bastante violento. A pesar de las limitaciones de tiempo, se dieron el gusto de tocar dos temas nuevos (que aún no tienen nombre), al tiempo que resulto destacada la actuación de Nazareno, cantante, que se acercó hacia el público para tocarles las manos. Personalmente creo que a pesar de que la gente se quedó con ganas de más Deny, las ansias por ver Shaila superaban todo.

Esta vez al terminar Deny salió Santiago, guitarrista de Shaila, para hablar sobre el video que iban a volver a pasar esa misma noche, y desde ya agradeció a los chicos de Semillero y Deduka Films. Su presencia ayudó a que esta vez por 10 minutos la gente prestara atención a todas las pantallas en el interior de Groove. Pero… cual animador de la fiesta, al finalizar el video subió un camarógrafo para que junto a todo el público le cantaran el feliz cumpleaños a la banda, seguido del clásico grito “¡¡Shaila!¡¡Shaila!!!”. Esto hizo volver a la gente de la reflexión a la ansiedad, en esta última fecha en Palermo.

Apenas salió Guido para acomodarse en su batería (con la canción de Volver al Futuro de fondo) comenzaron todos los cánticos y los gritos de emoción, y al momento que apareció Joaquín, comenzó oficialmente la segunda etapa de la fiesta. “El fracaso regional” abrió el fuego y al finalizar Joaquín saludó y explicó brevemente el concepto de "idiota", para luego arrancar con dicho tema (“Los Idiotas”) y “Festejen existir” lo siguió, en una lista bien mezclada de los 3 discos que iban a tocar esa noche (para los desprevenidos, eran dos listas por fecha, con temas de tres discos en cada una). Sorprendieron mucho al tocar “(a)teología de la liberación”, tema que solo aparece grabado en Dame tu voz, su DVD y disco en vivo que salió hace un tiempo.

Seguía la distención y el clima jocoso del viernes: medio en chiste y medio en serio Joaquín al terminar “Amor y Decepción” felicitó a Guido por lo buen baterista que es ¡y ya que estaba tiró el chivo de sus clases, entre la arenga del público y los mismos chicos de la banda!

¿Invitados? En "Los Caminantes" subió Sebastián Etchegoyen (cantante y guitarrista de Euforia) para hacer dúo con Joaquín y de paso dedicarle el tema a Christian Rodríguez (Batero de Ass-terix fallecido la primera semana de agosto). Al decir estas palabras muchos comenzaron a cantar por la banda que sufrió la pérdida.

Antes de comenzar con “Cooperativa infantil de acción” Joaquín volvió a tomarse su tiempo para hablar del problema de educación en Chile y se lo dedicó a todos los maestros. Como era de esperarse, Santiago antes de dar principio a “la esperanza”, volvió a agradecer a la producción del mini-documental.

Para cerrar la noche tocaron: “Incendio global” en el que, para no perder la costumbre, se hizo una ronda desde la cual se veía al descubierto el suelo de medio Groove. “Eva” tema de su último disco fue dedicado a todas las mujeres, las cuales no perdieron la oportunidad de hacer caballito. Y para finalizar la noche “Exarhia” tema corto, pero que engloba todo lo que es Shaila.

Con mucha emoción los chicos se despidieron sin decir cuando es la próxima fecha… pero sabiendo que no falta mucho para ese día.

Mientras todos se iban muy cansados por las dos fechas, abajo, en los camarines, se festejaba con pizza y muchas risas el resultado de ambos shows.

Como saldo de dos grandes noches, solo pienso en que a estos chicos (que hoy en día muchos están casados o tienen su pareja a la que abrazan) sus hijos los están esperando en su casa para irse a dormir, y me gustaría entrar en su mente para saber si ellos son concientes de lo que le generan a la gente con cada melodía y letra. Y es que para muchos este recital no era solo uno más para agendar… sino un evento social en el que se encontraban con gente que no veían hace mucho tiempo… y una fiesta. Porque cada rostro esta noche me mostro que Shaila para todos los que les gusta no es sólo una una simple banda, sino una forma de vida.

Fotos: Sofía Esteban