El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
JORDAN - LAS ARMAS
20/11/2011 - La Trastienda

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Los Jordan llegaban a La Trastienda para presentar Hablando con el Universo acompañados por los chicos de Las Armas. Aun con la amenaza de lluvia, daba para romper la pereza y arrancar para San Telmo ese domingo por la tarde.

Muy puntualmente tipo 20:30 se escucharon los primeros acordes de “Chacarera”, con el telón todavía cubriendo el escenario. Segundos después éste se abrió y el sexteto (con nuevo baterista, al menos desde la última vez que este cronista los había visto en vivo) procedió a revisitar los cinco temas de su más reciente trabajo, el EP Animales. Pasaban los minutos y sin tener que pensarlo demasiado, “Barretas” es un nuevo favorito de LAS ARMAS, a quienes se los notaba ajustados y en un buen momento (digamos que no son la banda más estable del mundo, en cuanto a cambios de estilo, integrantes, etc), a pesar de que estaban con el tiempo justo. El tema que da nombre al mencionado EP cerró una suerte de primera parte del show, y los minutos restantes dieron paso a un mini bloque con temas de su EP de 2006 En Busca de la Furia Perdida, sin los sintetizadores de Leo (que incluso se baja del escenario). La intensidad y la distorsión subieron, mientras rápidamente pasaron “10 Minutos” y “El Escape”, para terminar una corta pero efectiva actuación. Prometen su primer disco larga duración para 2012, así que tendremos que estar atentos a eso.

JORDAN arrancó un rato más tarde, con una intro que se extinguió al abrirse el telón, que dio paso a “El Querido Cazador”. Al toque se pegaron los dos que le siguen en Hablando con el Universo: “Sinfonía de la Mediocridad” y “”La Semilla del miedo”. A esa altura del partido La Trastienda presentaba un marco más que interesante, si se tiene en cuenta que era la primera vez que tocan en el recinto, y además porque sacar a la gente de su comodidad un domingo a la noche no es lo mismo que un viernes o sábado.

Luego de los tres primeros temas del disco nuevo en su mismo orden, empezaron a mezclarse algunos del anterior, La Pura Percepción como “Ambición”, “Por Vos” o “Como arrancarte”. Ya en ese momento llamaba la atención de este cronista (que nunca los había visto en un show “propio”) la relación con el público más fanático, que subía al escenario a cantar unos segundos con Pato, e incluso el cantante bailaba (!) con alguna que otra chica que también tomaba las tablas, todo con total naturalidad y cero obsecuencia (que es lo realmente destacable). Había pasado un poco más de media hora y “El Hombre y la Causa”, décimo tema de una extensa lista, los vio despedirse por unos minutos.

La vuelta fue con una suerte de bloque consagrado al recientemente reeditado EP debut de 2004, Buscando el Clima y tres de sus cinco canciones: “Buscando el clima”, “No sos más” y “Razones cálidas”. Después de eso, la parte final del show transcurrió sin otro inconveniente que una guitarra "suplente" sin correa y poco más. Así llegaron a “Alas” (el hit de la noche, sin lugar a dudas, el “sing along” es prueba), que cerró una lista de 22 temas en algo así como hora y media larga de un show que muestra el buen presente de estos pibes, que son de los pocos que van asomando la cabeza como renovación (a pesar que su sonido no los emparenta directamente, salieron de ahí) de la camada de bandas hardcore punk/hardcore melódico y aledaños “históricas” (se vienen a la cabeza las obvias: Eterna Inocencia, Shaila, Sudarshana, Restos Fósiles, Loquero, Buzzer y varias más), escena que actualmente no goza del esplendor de hace unos 7, 8, 9 años atrás (y esto dicho con pesar).

Difícilmente alguno de los asistentes se haya ido disconforme a su hogar, aun con el terrible temporal que se desató en la ciudad de Buenos Aires diez minutos después del show.

Fotos: Fernando Stefanelli