El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto

EL ARDOR DE LOS PERFUMES PROHIBIDOS


Satan Dealers
2007
Por: Cristian Villalba
Con el nuevo milenio, una nueva encarnación, un nuevo mundo que nace. Destruido lo anterior quedaba en el pasado. Era momento de evolucionar, de mutar o como quieras llamarlo. Bueno o malo, no importa, es necesario dar un paso al frente. Asumir, y no temer. El pasado olía a hardcore, a espíritu adolescente diría alguno. El presente necesita algo más. El futuro, ni hablar. La furia de antaño nunca se olvida, y si bien es cierto que es difícil sonar más potente que un machaque hardcore, llega un momento en la vida que agresión o furia pueden traslucirse en otras formas.

Guitarras, que rememoran el clásico rock de los 50 licuadas con la rebeldía punk 70, y a esto sumado los mejores exponentes del rock and roll sucio y garagero de Escandinavia serían el paso a dar. Así podría definirse la música de Satan Dealers, cuyo rostro visible es el de Adrián Outeda, alguna vez líder de No Demuestra Interés y hoy al frente de está agrupación, cuya voz cruda, rasposa, con sabor a whisky y tabaco refuerza el power de los riff y la base rockera. Dos discos de estudio, By My Side (2000) y The Brightest View (2003), más un EP Roaming Songs (2002) cantados en inglés fueron el legado hasta el último trimestre del 2007, momento en el cual llego El Ardor De Los Perfumes Prohibidos y el idioma español suplanto del todo al anglosajón. Tal vez, pensado para el público local más que en el tentador mercado internacional, las trece canciones que ocupan este trabajo brindan una buena dosis de rock and roll, añejo y análogo.

Desde el rockerisimo riff a medio tempo de “Nada Tiene Porque’’ hasta las coreables “La Calle Brilla A Mis Pies” o “Se Paraliza En Mí”, pasando por la melancólica “Perro De Lluvia’’, los Dealers nos ofrecen un trabajo compacto, parejo e ideal para subirse al Torino y vagar por los suburbios. Raro, sonara a los oídos del viejo seguidor de la banda, acostumbrado al inglés en la prosa, pero jamás defraudará, y nuestro pie seguirá marcando el ritmo.