El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto

ALL HOPPED UP IN GOOFBALLS


The Kowalskis
2004
Por: Martin Debaser
New York es una ciudad muy cool, pregonaba Joey en la canción "Danger zone", de un viejo disco de Ramones, en otro contexto más referido a lo social. Pero bien que tenía razón y en este caso lo que respecta al under neoyorkino. Pues bien: ¿Querían 100% diversión? Aquí están... ellos son: ¡The Kowalskis!. Enfundados en la deliciosa voz (más su contribución en guitarra rítmica) con resabios de una Debbie Harry de las primeras épocas y en estado de ebullición, su frontwomen Lindsey "Kitty" Kowalski nos contagia el brillo gracias también al bien ponderado desenvolvimiento de su banda. Paul Richard (guitarra líder y coros) destella sutileza y desprolijidad contenida y melódica junto a una base rítmica que no desentona. El bajista Jack Steeples es sobrio en su labor y sus escalas están muy bien dentro de lo que puede ser una estructura básica de la música punk junto a Greg Farah en batería (y cervezas (?), según el booklet) saben como hacer un rock n roll punk con tintes ramoneros, tal es el caso que sus "apellidos" también toman el sentido de la familia "ramone".

Punk clásico, corto, rápido, simple y sin vueltas en "Drive", en el cual Kitty se siente mucho mejor cuando está elevada. Melodía estruendosa en "Babydoll", uno de los mejores tracks del disco junto a “Not surprised” (y aparece la sombra de Debbie Harry como si tuviera otro proyecto más moderno y más punk que la actualidad de Blondie).

Un gran trabajo de producción por parte de Andy Shernoff (de los Dictators, una de las bandas mas resonantes de la escena local junto a los Ramones y Blondie entre otras, en esos años de CBGB). Y bien nombrando al lugar, The Kowalskis (quienes solían llamarse "The Killer Kowalskis") en diciembre del año pasado han celebrado los 30 años de existencia del más afamado club underground, junto a sus venerados The Dictators.

"Sunny Sunday Hangover", es la patada inicial de los Kowalskis introduciéndonos en una atmósfera netamente rockera y no tan estructurada como algunas bandas punk, decididamente "cuadradas". No aburren y dejan atento al escucha a través de catorce tracks con letras irónicas como en "Career Barbie". Mas rock n roll en el excepcional cover de los legendarios Devo y la versión de "Uncontrolable Urge" y a destacar (ya es inevitable, sepan disculpar) otra vez los vaivenes vocales de Lindsey.

No encontré la fórmula pero si el remedio, para este cuerpo ávido de movimiento. Y The Kowalskis es realmente la solución al estado de aburrimiento que uno tiene en sus sentidos al percibir que (después de haber escuchado tantas bandas que suenan iguales), esta es una que te mantiene vivo, y tiene un gancho terrible.

Esta es su placa debut del año 1997. Han editado varios splits, ep's, y ya es tiempo (diría inmediato) para invitarnos a descubrirlos en lo que será su segundo LP a editarse próximamente. Salud! no sólo a Nueva York por este surgimiento sino a todo el mundo por lo que será.

Web: www.the-kowalskis.com