El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
Humo del Cairo: Entrevista

De Exportación...

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Con su disco homónimo con una inminente edición en USA de la mano del sello Meteor City, nos juntamos en Chacarita con Juan Manuel (Guitarra y voz), Gustavo (Bajo) y Javier (batería), mejor conocidos como Humo del Cairo. Contexto: músicos dormidos luego de haber tocado el día anterior, fotógrafa medio dormida, entrevistador muy dormido, plaza frente al cementerio de Chacarita.

Recis!: Leí en Myspace que arrancaron por 2005.

Gustavo: Habremos arrancado en 2006. Lo que pasa es que en los primeros tiempos Javier y Juan Manuel ya venían craneando algo, estaba como el embrión primario…

R!: ¿Venían de otras bandas?

Javier: Si, de tocar cosas muy diferentes, pero sabiamos que algo tenia que pasar... El violero y yo veníamos de tocar de una manera muy diferente, Gustavo trajo otra manera y se terminó de ensamblar la historia, estaba todo medio en el aire.

G: Ellos ya se conocían, pero yo a ellos no y nos llevó unos meses, como todo. Los ensayos, viste como es… yo tenía barba y bigote y medio que los pinchaba (risas generales). Ya en 2007 empezamos a buscar fechas…

R!:Al parecer para componer está complicado, no son muy prolíficos…

G:
No, pasa que al principio costó…

J: Costó editar el disco…

G: Costó porque también hubo mucho que fuimos haciendo ahí sobre la marcha… las canciones fueron acomodadas de una manera que, suben y bajan Es un disco para escucharlo continuo, digamos. Si vas a escuchar tema por tema, capaz un tema de nueve minutos por ahí te asusta. Conceptualmente lo armamos así, son seis temas, un track escondido… pero son seis temas que tienen cuarenta y cinco, cincuenta minutos…

J: Son temas largos, es más concepto que otra cosa.

G: Eso fue el disco. Después de tocar la primera vez, a los nueve, diez meses ya grabamos el disco, en septiembre de 2007.

J: Los temas fueron terminados en el estudio, con los riesgos que eso implica.

R!: ¿No terminaron siendo lo mismo que venían tocando en vivo?

G: No, pero no es lo mismo entrar por primera vez a un estudio tres tipos que no se conocen. Ellos tampoco nunca habían grabado juntos…

J: Nunca habíamos grabado en un lugar así. El disco lo grabamos en El Pie. Era diferente también, se dio todo para que el disco suene de una manera que era como lo teníamos en la cabeza. Todo se dio para que sea así.

R!: ¿Cómo cayeron en el sello Estamos Felices? No es un sello que se caracterice por tener bandas como ustedes.

J: Por una gran CAUSALIDAD. Es poco ortodoxo para el género, pero a la vez eso fue lo interesante...

R!: Claro, por eso digo, es junto a Nairobi, que también saca el disco ahora, la banda que se destaca por esto.

J: Claro, somos como dos polos opuestos a lo que era el sello. En realidad, la idea también es jugar un poco con eso.

R!: ¿El contacto cómo vino?

J: Conociamos a Martin, le interesó la propuesta y esa idea de abrir el juego a otro genero tambien dentro de su sello, y la nuestra de no ser tan ritualosos (risas). Y ya.... Ahora el mismo disco que editamos con él, nos lo van a reeditar en Estados Unidos, por un sello que se llama Meteor City... un sello emblema dentro del genero...Vaya paradoja, ¿no? Es como que jugamos. Eso es lo más interesante.

(Llega Juan Manuel, dormido.)

J:
Como que cayó del cielo. En realidad le dimos un disco a una amiga que viajaba a Los Angeles,. Tiró el disco y el dueño del sello nos mandó un mail diciendo que le había gustado y tenía ganas de editarlo. Obviamente, ni lo pensamos. Mientras tanto estamos tratando de hacer canciones nuevas para el segundo disco. Estamos abocados a eso, Es la tarea más ardua y linda a la vez, en realidad. La idea es para marzo del año que viene tener un disco en la calle ya. Estamos en la etapa de armar, componer, etc. Tenemos una orquesta de violines, vientos, chelos .... de camara...

G: Contratamos la orquesta de cámara de Bariloche… ¿la Traviata es? La Camerata, la Traviata es la galletita, cierto. (risas)

Stoner sí/stoner no = stoner ni (?)


R!: La escena, si es que la hay, es Natas y para abajo, ¿no?

J: Si. Hay bandas….

G: Los Natas, Dragonauta, Poseidótica, Sick Porky, Taura y muchas más...

J: Que entre sí no son muy parecidas, pero a la vez tienen algo que las une.

R!;Todo el mundo reniega de las etiquetas, stoner, todo eso… A nadie le gusta que le pongan la etiqueta… “no, yo hago desert rock psicodélico”.

J: Nosotros jugamos un poco con eso también, con lo de “narcótica y orgánica”... Somos jugetones, ¿vio?

G: Hay que ir al origen, como toda etiqueta, es inevitable. La prensa te tiene que etiquetar, obviamente, de alguna manera para encasillarte en algún lado.

R!: Entonces el público es ese, el público de Natas y todas estas bandas que dijimos…

J: No te creas porque en realidad tocamos también con bandas como Banda de Turistas o Utopians, que no tienen nada que ver con nosotros. Nos gusta la musica, nos gusta hacer o tratar de hacer las cosas bien, no importa con quien estes compartiendo un escenario.

R!: Y los temas nuevos que están haciendo ahora, ¿van más o menos en la misma dirección o están yendo para otro lado?

Juan Manuel: Son un poco más rápidos, así más onda Metallica, jajaja.

G: Me parece que van a escuchar más canciones… ¿si vamos a meter un tema de nueve minutos? Te diría que es raro ya. Estamos armando temas de cuatro, cinco minutos. No es que nos ponemos los minutos, pero te quiero decir capaz que ahí vamos a tener que hacer más temas y eso puede hacer que suene diferente. Si tenés el primer disco que tenés seis temas nada más, como te dije antes, cincuenta minutos… es como que ahora va a haber cincuenta minutos, una hora de música, pero va a estar más trackeado.... otro concepto, no tan epopeya quizas (risas).

J: Y en realidad, no hay demasiado material como para decirte “che, sabés que el disco sigue esta tendencia…”. No. Hay temas, pero tampoco… son los embriones de las canciones. Capaz que terminamos haciendo un disco, no sé, tipo Cannibal Corpse (risas).

JM: Ahora básicamente estamos preparando el segundo disco y en marzo esperamos tenerlo en la calle.


Cuando pa' Chile me voy


R!: ¿Alguna nota de color, alguna anécdota, alguna cosa simpática que les haya pasado? Quilombos en un show, que los hayan metido en cana, algo de eso.

JM: Nuestros shows son bastante tranquilos, nunca tuvimos problemas. Lo más anecdótico que nos pasó fue lo de Chile. Entablamos una amistad con unos pibes que nunca nos habían escuchado y dijeron “bueno, vengan”. Yo les dije “loco me re cabió el tema”, porque yo escuché un solo tema de la banda, y les digo “vengansé”. ¡Y se vinieron! Así de una, cayeron en mi casa, un montón de monos, se re coparon. Sin conocerlos, no sabíamos si eran serial killers, si era todo mentira, nada. Hemos hecho una gran amistad. Tienen grandes bandas chilenas ahora, son miembros de The Ganjas, Trancemission, Camión... Esos pibes de Camión están desparramados en toda la movida del rock chileno, se separaron y formaron un montón de bandas que están muy buenas.

R!: ¿Y ustedes fueron allá y la gente más o menos los tenía?

JM: Es que no había nada grabado nuestro todavía. Dijimos: “¿Vamos? ¡Vamos!”. Estuvo re bueno.

G: Sí. Tocamos en Santiago y en Concepción. Salimos de acá con una empresa de micros, que transpiraba… ¿te acordás que no andaba el aire?, chorreando agua…

R: ¿Fueron a Santiago en micro? ¡Es un bajón eso!

JM: Nooo, estuvo buenísimo el viaje.

J: Estaba bueno porque tenias que bajar el caracol por los Andes, mata. El viaje estuvo bueno. Llegamos, y al otro día nos fuimos. Y setecientos kilómetros más… la idea es quizás vivir asi para eso se está trabajando para tratar de ir hacer shows al viejo continente y esas cosillas, donde podamos contar miles de estas...

JM: A mi casi me llevan preso por llevar una valija rosa… (risas) ¡Yo tenía una valija rosa! Tenía que llevar todos los pedales, y me prestaron una valija rosa. Estaba buenísima, pero era rosa! (risas).

J: Los perros corriendo por la valija rosa… ese es el título del proximo disco (risas).

G: Aparte, pegaron el grito: “A ver el de la valija rosa”. Todos mirando a las minas, y apareció el chabón.

R!: Con la poca promoción que hay, ¿quién los va a ver cuando tocan fuera de Capital? Se me ocurre que solo gente entusiasta de la música o algo así…

JM: Llegamos a un punto que todos los shows nos parecen muy repetitivos. Todos shows en Capital, siempre la misma gente, todo igual… Queremos ir a tocar a provincia. Me parece más sincero el público que hay en el interior o en provincia, que el público que hay en Capital. El público en Capital consume lo que venga…

G: Yo me crié en el Oeste y es otra cosa. Yo quiero ir a tocar allá, lo que pasa es que no hay tantos lugares como había quince años, diez años atrás. Pero la movida estaba allá.

J: No hay renovación, digamos. Es el público de Palermo. También hay mucha gente que vale la pena. Yo creo que nos jugó un poco a favor haber tocado con bandas que no sean “del palo”. Fue positivo, porque de hecho hemos tocado en lugares como el Personal Fest, en el Pepsi Music… compartiendolo con bandas muy diversas.

En el oeste está el agite


JM: Yo tengo 32 y Gustavo también, y venimos de zona oeste. Javier es un poco más chico. Era muy diferente la cultura del rock y de la música. A Javier siempre lo gastamos con eso (risas).

G: Decime una banda de zona norte, ¡ya! No hay, boludo….

JM: Era una movida muy diferente, no sé cómo llamarla, pero estaba buenísimo. La gente apoyaba a las bandas, iba a verlas… no había careteada. De hecho todavía hay muchos shows que se hacen al aire libre, que la gente va y escucha a las bandas…. Y acá es como muy plástico, muy superficial todo.

G: ¡La cultura del afiche! La primera vez que tocamos les dije, “¿cómo vamos a tocar y no vamos a pegar cien afiches?”. Nosotros tocábamos e íbamos con el engrudo a pegar afiches, porque la zona oeste tiene las estaciones de tren. Afiches grandes, a las tres de la mañana, cagados de frío, con el engrudo… Eso es lo que uno tiene de allá. Como se tocaba mucho en las escuelas, los pibes te acompañaban mucho porque iba el público de la secundaria. Había una banda, que se llamaba Burbuja de Saliva, que hacía una onda Ratones Paranoicos antes de que salieran los Ratones… esos pibes en los shows metían trescientas, cuatrocientas personas… Demente Caracol… después vinieron los Caballeros y todos esos. Pero, ¿por qué? Porque iban todos los chicos porque tocabas en una secundaria, pero después tocaban a la noche el siguiente fin de semana en un pub e iban todos también. Pero bueno, ahora eso se perdió…

JM: Igual se mantiene un poco el espíritu de rock del Oeste, hay menos lugares, hay muchas menos bandas… Muchas bandas caducaron con el paso del tiempo, la gente se fue quemando y quedaron todos por ahí. La mayoría quedaron todos re quemados, no vamos a dar nombres (!).

Vida de festival


R!: ¿Y en el Pepsi tocaron en esos escenarios afuera, tipo dos de la tarde cuando abren la puerta?

G: No, en el Pepsi justo terminaban de tocar en los dos escenarios grandes y se nos vino una oleada de gente. Cuando empezamos a tocar tendríamos 50 personas, 60… y cuando terminamos había bocha de gente…

JM: En el Personal teníamos el sol de frente, no veíamos nada…

J: Aparte te decían “20 minutos, dale” y vos “¡¡eh, eh, ehh!!”. Pero bueno, yo calculo que la próxima vez que haya un Pepsi quizás vamos a tocar en un horario más potable, y después en otro todavía más potable, y así.

JM: También tocamos en el festival de cine de Mar del Plata, eso estuvo buenísimo.

J: Tocamos en un cine, el cine Olimpia, un cine porno de los '80… ¡un olor a semen! (risas). Estuvo buenísimo, ese fue re violento también.

G: Había poca gente, pero los asesinamos…

J: Éramos los Rolling Stones, boludo (risas). Enchufamos y “iihhh” (ruido de acople)…

G: Los que estaban sentados terminaron parados contra la pared de atrás…

Los vikingos se suben al Roca


G: ¡La anécdota es que tocamos con Judas Priest en el Luna Park! Ésa es la anécdota.

J: Una persona me terminó revoleando un paquete de Surtido Bagley, ¿entendés?

G: Nos tiraban a cagar todo. Ni siquiera nos apagaron las luces.

J: Igual tocamos todo el show. Fue bien caliente , groseramente enérgico y eso estuvo bien.

G: Ojo, había doscientos tipos adelante que eran los Orcos de El Señor de Los Anillos, pero después la gente de atrás te aplaudía, te tiraba buena onda, se daba cuenta que estábamos ahí y que nos estaban tirando todo en contra.

J: Igual vos sabes cómo son los públicos… estuvo bueno como experiencia.

J: La del Surtido Bagley fue terrible.

G: ¿Y el de la zapatilla? Se fue descalzo hasta la casa (risas).

JM: Igual estuvo buenísimo. Hay un video que hicieron unos amigos nuestros, de la banda Nairobi, que antes de entrar al show, ellos estaban con una cámara y tenían un par de tickets y agitaron a un par de heavies, unos heavies re extremos así llenos de tachas y cuero… Vikingos son, eh, vikingos.

J: Vikingos, pero de Lomas de Zamora (risas)

JM: Jajaja, sí. Y bueno, hicieron un video que era Humo del Cairo vs Judas Priest y como nacía el primer skater metalero y los hicieron andar en skate y tirarse en el skate por la calle, muy loco.

J: Como experiencia fue buenísimo.

G: Tocas ahí y te puedo asegurar que después tocás en cualquier lado. Porque el Luna vacío, vos te paras en el medio y es gigante. Vos podes ir a ver a una banda, pero de solo verte en el escenario de Judas, el mismo de toda la gira, es imponente.Al otro día nos dieron todo. Pusieron las luces, nos dieron el sonido y no nos escupieron, porque ya se habían quedado sin saliva (risas). Había un par adelante que me decían“¡¡¡Otra ve' vo'!!!'” (risas)

JM: “Ehh… Foo Fighter', bajate Foo Fighter'” me decían (risas).

J: “Andá a remisear”, tiraron (carcajadas generales).

Más info: en Facebook

Fotos: Ivana Gorosito- https://www.facebook.com/ivgorosito