El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
Kameleba: Entrevista: Kameleba

Estamos con ganas de que nuestro público vea el estado de madurez actual de la banda

Por: Facundo Miño - facundo@recis.com.ar

Tras años de ver sus shows en vivo y de acuerdos que se deshacían por factores externos a la banda y a quien escribe, se pudo concretar una entrevista con Kameleba. Una de las bandas con mayor crecimiento de la escena reggae argentina pasó por Córdoba una vez más y Darío Alturria (cantante, compositor, showman y principal vocero de Kameleba ) charló con Recis. Su grupo se encuentra en la recta final para despedir el notable disco Sueño Que Va . Ya tienen fecha (principios de septiembre) para comenzar a grabar el sucesor con Nestor Ramljak, vocalista de Nonpalidece , como productor. Acordaron con una multinacional para la edición del material sin que ésta tenga injerencia en el plano artístico. En un ambiente relajado en los camarines de Casa Babylon, tras presenciar la prueba de sonido, el cantante dejó sus impresiones sobre algunas cuestiones



Recis!: ¿Cuál es la razón de este buen momento de Kameleba?


Una suma de cosas. En un partido de fútbol tenés que ligar para que caiga la pelota dentro del área pero hay otro que la empuja y antes tuvo que salir desde el arco propio, ir recorriendo un trayecto. Entonces creo que nosotros hemos aprovechado la oportunidad. Debutamos en primera, no hicimos una liga inferior digamos. Debutamos acá en Babylon hace 9 años cuando por relaciones musicales y de afecto con Teby (el dueño del lugar y productor de una gran cantidad de eventos musicales en su reducto) que tocaba en Los Rústicos del Viejo Sueño y tuvimos esa escuela cordobesa de reggae que tenía un colorido muy interesante para nosotros. Tuvimos muchas oportunidades, fuimos a festivales convocantes. Nos tocó que nos vieran en vivo algunos personajes del reggae, que les haya interesado y lo hayan llevado a sus provincias.


La gente que es de mi pago, que es de San Luis lo toma como su estandarte, la banda se erigió como un club de fútbol. A eso se suman nueve años de trayectoria. Giramos todo el año desde Villa Mercedes. Y también está el toque mágico de que no sabemos por qué.



Esa es la despedida definitiva del disco y entramos a grabar entre el 7 y 8 de septiembre hasta el 17 y 18 de ese mes. Y unos días después vamos a Misiones a un festival que se hace allá. Estamos con planes para lo que queda del año.




Lo tienen bastante preproducido entonces si graban en 10 días

Tenemos las canciones, tenemos las intenciones. Algunas las estamos tocando ya en vivo (“ Sensitiva esencia”, “Desamor diplomático”, “Fuerza y visión”) . Tenemos una cantidad de canciones que nos conforman. Probablemente vamos a grabar algun bonus de regalo, alguna versión quizás. Tenemos con Black samourai (canción original de Alpha Blondy) una versión que prácticamente se nos ha representado. Probablemente vaya de regalo para la gente de siempre que nos acompaña. Sumamos a Nestor Ramljak de Nonpalidece que va a ser el coproductor artístico del disco con un equipo de gente interesantísimo.


Probablemente sea con un sello grande pero seguimos manteniendo nuestra autonomía, decimos lo que queremos decir y nos movemos de esa manera. Nadie hizo el trabajo por nosotros, llegamos hasta acá haciendo el trabajo de hormiga y si un día los sellos no están creo que vamos a seguir en esto.



¿Hay presión por el disco nuevo comparado con la repercusión que tuvo el anterior?



Hay muchísimas ganas de grabar. Antes éramos más supersticiosos. Si no estaba todo perfectamente armado y diagramado teníamos ese temor. Esta vez tenemos muchísimas ganas de grabar y estamos más distendidos aunque no hemos estado muy arriba de los arreglos pero corremos con la ventaja que tenemos ganas de grabar.


Sueño que va llegó en un momento determinante de Kameleba. A veces uno puede dar un paso adelante o uno atrás y estábamos en esa transición. Y cuando se presentó el momento de grabar sacó cada uno las canciones que teníamos y lo hicimos. No es que ya no nos representa pero sentimos que tenemos hecha otra evolución interior, otro recorrido. Ya tenemos ganas de que las nuevas líricas y los nuevos audios muestren lo que nos pasa ahora. Estamos con ganas de que nuestro público vea el estado de madurez actual de la banda. Estamos ansiosos por ver si hemos crecido o no.



¿Va a cambiar el sonido?



Puede ser. No un cambio de sonido sino quizás un poco más libre. En lovers tenemos algunas canciones que están también un poco más mestizadas con el soul o con el funk. Va haber new roots, una cosa más rapeada, más apretada, más aguerrida. Tenemos nuestro formato rockero tipo Nativo (canción del disco anterior) pero lo estamos asentado en new roots en bases más beat, más potentes. Se pone un poquito más aguerrido y cuando hay que ser lovers va a ser más distendido. Con una formación que se va asentando porque hace 4 años que estamos juntos más Maxi (Maximiliano Suárez, recientemente incorporado) , otro tecladista de Tigre. Va a haber invitados, algunos invitados copados del reggae y creemos que va a ser mejor que el anterior, tenemos esa impresión.



Teniendo en cuenta esta apertura de sonido para lo que viene ¿Escuchan algo más que reggae o sólo reggae?



En la banda hay muchos integrantes. Con Loli (Lionel Folch) , el bajista fundador de la banda, somos los más viejitos de la banda. Loli escucha reggae desde que se levanta hasta que se acuesta, dub y esas cosas. No puede parar, está totalmente loco. A mí me pasa lo mismo, me cuesta mucho escuchar otra música pero tengo muy cerca gente que hace música popular americana, folclore. Tengo mucho de eso también. Estoy más cerca de ese folclore que de algún tipo de rock. Me gusta el hip hop, el dancehall. Me gustan estos decidores, estos decidores urbanos que tienen una manera de expresarse tan dinámica. Como un payador, como un neo-payador. Eso me gusta. Tengo esas dos puntas. Pero la banda escucha de todo. Martín, el manager, escucha world music, bossa nova, étnica.






¿Como surgen las letras? Porque es uno de los elementos más distintivos de la banda.


Tengo mucho palabrerío en la cabeza. Me he formado en otras disciplinas. Soy casi economista, de la rama de la economía social. No sé si tiene algo que ver pero quizás sí. Tengo mucho palabrerío adentro y la canción es una literatura minimalista. Tenés que hacer como en un boleto de colectivo para decir algo. Eso me desespera y trato de ser contundente, mínimamente. Las letras son eso: mi desesperación en un boleto de colectivo. Ahora en este disco creo que se va acentuar un poco más, quiero tratar de fusionar un poco más lo concreto y lo abstracto. Amo la palabra, soy un amante de la palabra, del trato de la palabra. Son nuestros placeres de aprender y de tratar la palabra. Y tengo la intención de no perder contacto con lo que soy, de donde vengo. Trato de mantener ese mix de hablar en cuyano con alguna que otra palabra sofisticada pero hablar por mi gente.



Están a mitad de camino entre Villa Mercedes y Tigre desde hace poco tiempo. ¿Cómo lo llevan?


Lo llevamos de manera muy práctica. Este año optamos por hacer más shows en vivo. El fin de semana pasado hicimos viernes, sábado y domingo en Buenos Aires y ahora hacemos estos dos shows en Córdoba y mañana vamos a San Luis y después nos tocan otros tres shows en Buenos Aires y así. Entonces lo tomamos de manera muy práctica. Cuando la gira se desarrolla en aquella parte del país vamos y hacemos base allá. Los ensayos son en vivo porque ya no nos da el cuerpo para ensayar. Es mucho el desgaste físico pero tenemos una rutina que consiste en exámenes en vivo. Cuesta pero te robustece, es una prueba de fuego en cuanto al control del stress.

La banda trabaja un mes y pico y para diez días. En esos diez días hacemos un nuevo concierto, un nuevo temático, con su afiche, con la lista de temas. Vamos componiendo la gira porque la cambiamos. Le cambiamos un poco el carácter al show. Y después no se ensaya más, se toca en vivo. La posición de la banda este año era estar: todos los barrios, todas las provincias, todas las capas de la sociedad inclusive porque creemos que tenemos cosas para decirle a todos. Y vos tenés algo para decirle y ese se acercó a escuchar también.


Lo mismo sucede cuando nos articulamos con el sello. Nosotros somos una banda, una pyme familiar que nos manejamos muy ordenadamente y a su vez articulamos con sellos que son internacionales. Trabajamos con Sony-BMG en este disco pero con nuestra autonomía, llevamos nuestro disco cerrado. ¿Te parece bien? Sí, ¿No se toca nada? No. Nos hacemos ganar nuestro respeto. Entonces hacemos un mix de nuestra gestión con un sello para que la cosa siga de la mejor manera. Somos pragmáticos en algunas cuestiones. Somos mitad gestión y la otra mitad banda. Eso nos ha dado de ir robusteciendo el proyecto.


Inclusive la visión que hay que tener para mirar un poco más allá. Pasamos esa parte de hacer shows. Sumar una pequeña inversión y generar cada vez una estructura más seria. Hay partes que se reinvierten, empezamos a manejar nuestro presupuesto de otra manera, mirando a mediano plazo. Empezamos a cerrar algunas aristas que están buenas. Son pequeños pasos que hay que tomarlos con una mentalidad un poco más fría pero que están buenos porque son parte del engranaje que siguen haciendo firme la red y eso nos está gustando.



Con Sueño que va salieron un poco salieron del ghetto. Si uno nombra la banda a gente que no escucha reggae de manera habitual comienza a ser un grupo conocido.



Francamente esa era una de las intenciones del disco. Nosotros nos movíamos con el vivo, con los shows. Pensábamos de una manera diferente, no nos preocupaba grabar. Teníamos un disco casero que era como un fetiche porque no lo quisimos editar. Era un disco para nosotros. Hicimos un single después pero no le habíamos puesto mucha atención a lo tecnológico del disco. A veces pensábamos que si una canción tiene espíritu aunque sea con una guitarra criolla te transmite cosas. Si no, puede ser que tengas la tecnología que sea pero si no hay espíritu no tenés nada. Hasta que un día dijimos: para ganarnos el respeto de los músicos y del público tenemos que hacer un disco un poco más serio. Ahí apostamos a Sueño que va , lo hicimos como se debe hacer, tuvimos un productor con el que trabajamos muy seriamente, trabaja gente muy importante.



Y las perillas te gustan al final. Porque suena como un disco de en serio. Y nos sorprende a nosotros mismos. Ahora queremos que suene más todavía. Entonces tenemos estos adicionales. Néstor está grabando su disco con Kennyatta Hill que es el hijo de Joseph Hill de Culture que falleció. Kennyatta le grabó dos discos a Culture en el último ciclo, Néstor quedó encantado con ese sonido y quiso que ese sea él quien se encargue a nivel técnico de grabar el próximo disco de Nonpa. Él está viendo ciertos secretitos made in jamaica que vamos a ver si compartimos esos secretos en el disco de Kameleba. Y es toda una información de Jamaica que se está desparramando entre bandas amigas. Y este disco va a tener un poquito de ese valor agregado. Pensamos que va a estar mejor que el otro.




Ayer quedó gente afuera. A lo mejor hay que cambiar de escenario en el futuro próximo.

Es re fuerte lo que nos pasa acá. Nosotros debutamos acá hace 9 años no tocamos en el pago nuestro, tocamos primero acá. El Loli ya tiene un recorrido con la música. Estuvo muy cerca de Los Rústicos del Viejo Sueño , una banda pionera del reggae cordobés. Nosotros los veíamos a ellos y tratábamos de aprender tipo escuelita. Loli quería hacer música reggae, tenía su bajo, no conseguía la gente. Primero entró por el dub, las máquinas. Y después quería una banda de carne y hueso, quería un cantante. Tenía sus canciones medio armadas de lo que es el disco Kameleba y me venía persiguiendo hace unos años. Yo tenía la banda con mis amigos, venía estudiando y no sabía si me iba a dar el cuero para tener dos grupos, no me quise comprometer. Pero me sedujo, me gustó la idea y vinimos a un festival, lo invitaron a Loli por lo que representaba él allá en San Luis que iba a ser un festival federal, gente de distintas provincias. Venía Fidel que recién sacaba cabeza negra, el debut solista, Resistencia todavía no había sacado Resistencia más iva, un momento interesante. Me invitó, armamos una formación especial para esa fecha y debutamos acá y nos fuimos a San Luis con la cabeza que explotaba, habíamos visto esta vibra del festival que duró tres días acá.


Es increíble como creció la plaza. Agarramos ese momento histórico, estábamos parados en el área cuando picó y bueno. Ahora hay que correr para ver si metemos otro.


MySpace: http://www.myspace.com/kameleba