El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
Collision Course: El guitarrista Javier Suárez nos cuenta detalles de la reunión de la histórica banda de HC melódico.

''Esto es tipo Lost, todo se da cuando se tiene que dar''

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

¿Se acuerdan de Collision Course? Ocho años después, se reúnen por única vez en Unione este sábado y el guitarrista Javier Suárez nos cuenta la historia detrás de la vuelta.

Recis! ¿Cómo es la historia de Collision Course? ¿Cómo arrancaron?

Javier Suárez: Collision es una banda de compañeros de colegio, o por lo menos arrancó así. En el año 1996/97 nos empezamos a juntar porque nos gustaba mucho el punk, el hardcore y el hardcore melódico. Éramos chicos, ninguno pasaba los 16 años y desde ya que era nuestra primera experiencia musical y como banda. Hacía poco que comenzábamos a relacionarnos con nuestros instrumentos. Resumiendo un poco, después de algunos años le pudimos dar una forma solida al proyecto, para ese entonces de la formación original quedábamos John (el cantante) y yo.

R: Y la formación "definitiva", ¿con quiénes más era?

J: Hasta el año 99 que comenzamos a grabar el disco, la formación contaba con nosotros dos, más Jorge Vidal en el bajo y Darío Messina en la batería. Finalizado el proceso de grabación pero previo a su salida, Jorge deja la banda, pasando a ocupar su lugar Juan Manuel Leguiza, el actual bajista de la banda. El último cambio de formación, una vez editado el disco, en el año 2001, comprende la salida de Darío, dando lugar a que Pablo Aragona se haga cargo de llevar el ritmo en la banda, quien también está vigente hasta hoy en su puesto.

R: ¿Que recordás de aquellas épocas, con qué bandas eran los shows? ¿Cómo estaba la cosa por aquel entonces?

J: Mirá, todo era muy nuevo. Por lo menos para mí el estilo era relativamente "nuevo" acá.

R: Claro, para ese lado iba la pregunta…

J: Si bien ya había bandas pioneras que incursionaban en la mezcla de los ritmos HC con melodías, lo que nosotros planteábamos era netamente encasillable en la línea melódica proveniente de California. Exponentes súper claros, como NOFX, Bad Religion, Lagwagon, Pennywise y muchos más. Los primeros recitales de la banda eran una especie de lotería, podías tocar en cualquier lado, con cualquier banda que nada que ver, mixturas de estilos y más que nada algunos curiosos eran los principales concurrentes a ese tipo de evento. Más cercanos al cambio de siglo tuvimos la suerte de empezar a contactarnos con bandas que hacían lo mismo que nosotros. Algunas comenzaban también a dar sus primeros pasos mientras que otras ya tenían un poco mas pateada la escena under. Ahí se empezaron a dar recitales combinados entre bandas del estilo. Por nombrarte algunas: Shaila, Smitten, Campiones del Justicio, Sudarshana, Slam Up!, Restos Fósiles, Eterna Inocencia. Algunas no existen más, otras se han consolidado a mi entender como pilares fundamentales del movimiento HC/punk de esta ciudad

R: Respecto a este contexto, recuerdo que Collision Course sonaba incluso en radio por la Rock & Pop, en el programa de Diego Ángeli a la madrugada. ¿Creés que en el tiempo que estuvieron antes de separarse se habían ganado un lugar?

J: No lo tengo en claro, pero Ángeli se ganó su lugar dando el informe del tiempo en C5N (risas). Hablando en serio, no soy yo la persona que te puede responder eso. Sí te puedo decir que nosotros durante el tiempo en que tocamos siempre estuvimos muy dedicados a hacer nuestra música, tratando de cargarla con una impronta bien personal. Si bien las influencias eran súper notorias, tratamos de darle nuestro toque, el cual sí considero autentico y fiel a nuestra manera de ver las cosas.

R: Se entiende. Pero no estaríamos hablando de un retorno sin la separación. ¿Cuándo fue?

J: A fines del 2001, simplemente por esos momentos consideramos que lo mejor personalmente para nosotros era frenar con las actividades de la banda.

R: No sé si inmediatamente, pero estuviste en Sudarshana y después en Nueva Ética. ¿Qué fue del resto?

J: Exacto ahí estuve tocando en los últimos 10 años casi. También armamos un proyecto con Joaquín Guillen y Pablo Coniglio, llamado Ícaro, al cual le dedicamos nuestros ratos libres (pocos), y así pudimos grabar un disco que aún no tuvimos la oportunidad de editar. John desde entonces toca en Alai, un proyecto pop con raíces punk que ya tiene unos cuantos años y un par de placas. Juan Manuel es un músico de oficio, estuvo tocando en varias bandas de rockabilly y laburando como sesionista, además de dar clases de guitarra. Pablo estuvo tocando en EDO un tiempo pero luego la música le amplió bastante los horizontes: participa o participaba en varios grupos de jazz, es sesionista de algunos artistas de renombre y entre otras cosas formó parte de una big band que tocaba en un crucero mientras navegaba entre océanos, y también es docente. Además John y yo tenemos estudios de grabación propios y ahí trabajamos como productores y técnicos.

R: ¿Siguieron en contacto estos años?

J: Con algunos más que con otros, pero sí. Siempre de alguna forma u otra nos seguimos relacionando. Pablo grabo las baterías de Ícaro por ejemplo. John trabajó grabando el disco de uno de los últimos proyectos de Juan Manuel. John y yo somos amigos desde que tenemos 13 años y eso no se va a alterar, estemos o no tocando juntos. Quizás haya momentos de más contacto que otros, pero los lazos siguen firmes. Sinceramente seguimos conservando la esencia del grupo de amigos.

R: Y después de todo esto, la pregunta del millón: ¿qué fue lo que disparó la movida de este show reunión?

J: Básicamente lo que te vengo enumerando, una mezcla de mantenerse en contacto mezclado con un poco de nostalgia y ganas de revivir esos tiempos que tan positivos fueron para todos. Quizás el desafío de encarar un proyecto de hace diez años, pero con la mentalidad, los conocimientos y la madurez de ahora, y ver cómo se fusionan. Por otro lado más sencillo, teníamos ganas de juntarnos y tocar.

R: Supongo que cada tanto se toparían con un pibe que les decía que tenía el disco y los pinchaba para que toquen de nuevo, siempre hay alguno… Pero la pregunta iba por el lado de por qué ahora y no en 2008 o en otro momento. ¿Sucedió algo en particular?

J: Y… esto es tipo Lost, viste. Todo se da cuando se tiene que dar. Hubo algunos intentos de juntarnos en el pasado cercano, pero nunca llegábamos ni al primer ensayo. Ahora justamente se dio que los cuatro estábamos muy mambeados con juntarnos y tocar. Habían quedado temas en el tintero para un segundo disco y eso también nos motivaba. Es raro, porque sinceramente a ninguno de los cuatro nos sobra el tiempo, pero supimos hacernos del espacio para ensayar, juntarnos y pulir las canciones. Además de que cada ensayo termina en un almuerzo/cena con recordatorio de anécdotas, charlas de fútbol, música, etc. Creéme que eso también es movilizante.

R: Ni hablar. ¿Y el show está planteado como único e irrepetible, al menos hasta ahora?

J: Nuevamente, como Lost, podemos movernos en el presente o el pasado, no en el futuro. Al día de hoy tenemos un show reunión, súper importante para nosotros, y puedo dar fe de eso. La energía y las ganas están puestas ahí.

R: Seguro, pero sabiendo que había temas para un segundo disco y todo eso, quizás daba para retomar o incluso componer algo más. ¿O ni siquiera se lo llegaron a plantear?

J: Los temas están, la relación humana está óptima, el espíritu de tocar está, es lo único que te puedo decir por ahora.

R: Por último, ¿algo del show que se pueda contar o adelantar? Invitados, ese tipo de cosas…

J: Como te dije antes, nos motiva la idea de reencontrarnos diez años después con eso que habíamos dejado guardado en ese momento. Con todos los atributos que nos caracterizan al día de hoy. Nos van a estar acompañando dos bandas que tocarían antes que nosotros, la gente de Azero y Forward. Vamos a tocar el disco que está editado, “Fasten Your Seatbelt”. Sinceramente venimos ensayando hace varios meses y con un ritmo súper eficiente para llegar en óptimas condiciones al show. Vamos a tocar algún que otro tema que andaba dando vueltas por algún compilado, quizás algún cover y también por ahí alguno de estos "inéditos" que te comentaba.