El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
Eté & Los Problems: Viernes y Sábado en el Festipulenta

''Está buenísimo cruzar y mostrar nuestra música allá''

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Edición # 14 del ya clásico Festipulenta y otra vez viene una banda uruguaya. En esta oportunidad la elegida es Eté & Los Problems, quienes a un año de editar Vil, su segundo disco, vienen en ascenso. Como solemos hacer, los entrevistamos y los mejores momentos de la charla con su cantante Ernesto Tabárez es lo que podrán leer a continuación.


Recis!: Estuve leyendo un poco y vi que la formación de la banda a la hora de grabar al primer disco fue un tanto extraña; se fue formando como de boca en boca luego de que preguntaras en la casa de música donde ibas a comprar habitualmente. ¿Cómo fue eso?

Ernesto: Si, fui a Coutinho Music, que es donde yo compraba cosas. Ahí trabajaba el baterista del disco, y que sigue siendo el baterista en el segundo, y uno de los guitarristas del primero. Les fui a preguntar si conocían algún pibe que fuera al local y tuviera ganas de tocar y tal… Andrés me pidió que le pasara el disco para escucharlo y luego pensar, de acuerdo a lo que pareciera, a quien me podía recomendar. Y nada, me llamó para decirme que había conseguido baterista, y que era él (risas). Así también se sumó Luis Machado, el guitarrista que tocaba en Motosierra y lo mismo: me lo pidió para pasárselo al hermano, que también fue guitarrista del primer disco, Leroy. Lo escuchó y me dijo que él iba a tocar y que el hermano también. Yo ya estaba hablando con Santi, el que tocó el bajo y ahora es guitarrista de los Problems y nada, se cerró la banda sola en… no sé… 3 semanas.

R!: ¿Los temas eran todos tuyos y ya los tenías compuestos como solista?

E: Era un demo que yo tenía. Algunas cosas que había hecho solo y otras con Santiago Peralta, el que te decía que ahora es guitarrista de los Problems, que siempre trabajamos así. Yo hago canciones, las llevo con algún arreglo y las trabajamos juntos. Había hecho un demo de cinco canciones para eso, para buscar músicos y pasárselos para que se aprendieran las canciones.

R!: ¿Ya venías tocando antes en otra banda o solo?

E: Nooo. Había tocado de chico, pero una sola vez en público. Yo era chico, tenía 22 años, recién estaba empezando a tocar en público.

R!: Otra cosa que me llamó la atención sobre ese primer disco es que al parecer hubo una movida bastante importante, porque salió con un mini documental y además se grabó en un estudio bastante importante como Sondor…

E: Si, Sondor es un estudio legendario acá. Es parecido a… no sé, es como Odeón. Es un estudio como de disquera, como cuando las disqueras tenían estudios. Un estudio muy grande. Nosotros alquilamos ahí un día, como para grabar lo que iba a ser el primer disco. Por nuestra cuenta, con dinero que yo conseguí. Fuimos a grabar… y se demoró mucho empezar a grabar. Y nos re mamamos (risas). Terminamos como dando vuelta todo el estudio… un quilombo increíble (risas). Eso fue un sábado. El lunes me llamaron, yo supuse, para matarme… básicamente. O llevarme preso. Es una empresa familiar el estudio y después de rezongarme mucho el viejo capo, me dijo que no entendía lo que había pasado, que parecía que se había inundado el estudio (risas). A la salida de esa reunión otro pibe, Santiago Orellano, el nieto me dijo “che, a mi me encantó lo que escuché, quiero que vengan a grabar acá, pero ya veo que voy a tener que trabajar mucho para que eso pase” . Y seis meses después entramos a grabar ahí por cuenta de ellos.

R: ¿Finalmente salió independiente o por un sello?

E: El sello es el de ellos, el sello Sondor. Es curioso, ya que tiene una tirada muy chica de discos porque es una empresa familiar y tal. Pero al mismo tiempo, como está hace setenta y pico de años, tiene un catálogo enorme. Las mejores cosas del tango uruguayo salieron de ahí, Mateo grabó ahí, Darnauchans grabó ahí, Cabrera grabó ahí, los Fattoruso grababan ahí. O sea, grababan y editaban por Sondor. Como sello tiene un catálogo enorme, aunque saque un disco por año.

R!: Eso fue en 2007, ¿no? Y me imagino que a partir de ahí fue hacer el circuito típico de toda banda under de Montevideo...

E: Sí, tocar en boliches. Veníamos tocando de 2005. Ahí grabamos e hicimos lo mismo, lo que pasa es que ya había un disco y ganamos un premio que hay acá a la música, que se llama premio Graffiti. Y esto nos permitió tocar en los lugares de siempre, y en algunos que todavía no habíamos podido tocar.

R!: ¿Qué tipo de banda es Eté & los Problems en la escena de Montevideo? O sea, vi que tocaron acá con La Vela Puerca, pero me imagino que son una banda bastante más chica que ellos…

E: Naturalmente. Mirá, nosotros hace una semana hicimos por primera vez La Trastienda acá. Que era una jugada enorme para nosotros. Es básicamente lo mismo que hacer una Trastienda en Buenos Aires para una banda sola, y lo hicimos solos. Metimos una cantidad de gente que a nosotros nos dejó muy contentos, pero ni en pedo fue llenarla. Igual quedamos recontentos, y fue un megaéxito para nosotros. Metimos un montón de laburo para ese show, mucha prensa, y logramos que fuera algo de gente. Pero en realidad somos una banda chica (piensa)… Estamos como en la C, ¿viste?.

R!: Claro, yo quería más o menos ubicarlos, ya que mucho no los conocía. Entrevisté a algunas bandas uruguayas antes como La Foca, Buceo Invisible, 3Pecados y Hablan Por La Espalda y me fui haciendo cierta idea de que en los últimos años a las bandas under se les fue dando un poco más de bola…

E: Sí. No sé cómo es en Buenos Aires. Acá en Montevideo pasa una cosa: por el tamaño de la escena, cualquier cosa que esté buena, llega a todos lados. A todos lados, digamos… la B y la C están muy mezcladas y a la vez bien despegadas de cuatro bandas que son La Vela Puerca, Notevagustar, El Cuarteto de Nos y una que se llama Buitres, que son como una banda histórica de acá. Pero después de eso, la B y la C estamos re mezclados. La diferencia entre una banda como Buenos Muchachos y nosotros es que cuando tocan en un lugar como Guambia, que entran doscientas personas, ellos tocan cuatro veces y nosotros tocamos una o dos. Ponele, 3Pecados sacó cuatro discos, vos los conocés, los colgó y tal… y cuando sacaron Diciembra a todo el mundo le gustó. Terminaron siendo tapa de una revista y estábamos juntos en unas nominaciones del diario El País, que es un diario grande y careta y no sé qué (risas). Y nos nominaron a todos. Se llega muy rápido a eso en Uruguay. Mucho más difícil en Montevideo es lograr tocar mucho. No hay muchos lugares, la gente es poca, entonces se aburre rápido…

R!: Justamente es lo que me decía Pau de 3Pecados, que saturás la plaza.

E: Por eso tenés que irte. Pero no mal, ¿eh?. O sea, ¿cuántas veces te van ir a ver tocar el mismo disco? Acá en Montevideo podes tocar, no sé, seis veces por año y es más que suficiente, ¿entendés?

R!: Claro, es lógico. De hecho él me decía que por eso casi todos tienen otras bandas, proyectos paralelos y cosas así, para buscar la forma de poder tocar más. O también presentarse en plan acústico…

E: Claro, tener algo nuevo para proponer. También por eso nosotros queríamos ir a Buenos Aires. Para tener mayor cantidad de lugares para tocar y poder tocar la mayor cantidad de veces que podamos. Que es lo que queremos hacer, tocar.

R!: El segundo disco, Vil, estuve leyendo que lo grabaron en una casa, a pesar de que con el primero tuvieron premios y cierto reconocimiento. ¿Cómo fue la cosa?

E: Sí, bueno, por eso que te decía. Acá a los premios y todo eso capaz que accedes más rápido que en otro lado, pero no ganas demasiado con eso. Entonces, el segundo disco Sondor no lo quiso y quedamos solos. Yo conseguí plata prestada de un amigo, y con esa plata que teníamos, no nos daba para ir a un estudio. Nos daba para ir tres días a un estudio o agarrar toda esa plata y encerrarnos en el lugar donde ensayamos, que es la casa de los padres del baterista. Ellos fueron muy generosos, nos la prestaron como un mes y pico, y se grabó el disco en la casa. La verdad es que yo quedé fascinado con esa forma de grabar y creo que, en principio, prefiero grabar así. Depende del proyecto, y de lo que estés grabando, pero grabar en una casa es genial.

R!: ¿Más que nada por el tiempo y que si querés podés hacer 50.000 tomas?

E: Por la calidad de las tomas que obtenés. Capaz no tenés tan buena calidad de sonido, pero la calidad de interpretación es mejor. Tocás más relajado, podes intentarlo todas las veces que sea necesario. Nunca es “nos tenemos que ir, se acabó la plata” .

R!: Me decías que habían tocado en La Trastienda, así que supongo que en parte sí, pero ¿viste algún tipo de cambio y reconocimiento ya con este segundo disco?

E: Sí, pila. Al mismo tiempo, las cosas van pasando de a poco, entonces una cosa lleva a la otra. Nosotros hicimos el disco… veníamos tocando hace un tiempo y lo teníamos terminado. Se lo mostramos a un sello, que es el que más discos edita. Se llama Bizarro. Ellos se interesaron en el disco, que ya estaba terminado. O sea: ellos no lo pagaron, con ellos arreglamos la distribución. Y Bizarro tiene un laburo en la prensa que te hace llegar más lejos. También pasaron cosas como que hay un programa de radio que es muy escuchado, que se llama Justicia Infinita, que nos pidió que les hiciéramos una canción, porque yo soy amigo de uno de ellos. Entonces la gente que escuchó el programa conoce a la banda de ahí. Bueno, nos invitó La Vela a tocar con ellos en el Teatro de Verano acá. O sea, pasaron un montón de cosas, que tienen que ver con el disco, pero también al disco se llegó por lo que venía pasando antes. Estamos en un gran momento para nosotros. Yo ahora el martes 14 fui a Buenos Aires solo. Fuimos en abril a tocar a GEBA con La Vela y ahora nos vamos de vuelta al Festipulenta. También para nosotros está buenísimo cruzar y mostrar nuestra música allá. Y eso pasa por el disco, pero también porque tenemos un camino, o algo así.

R!: Hablando del Festipulenta. ¿Ustedes tienen allá festivales de este tipo, que agrupan bandas de estilos afines? Festivales independientes más bien “chicos”…

E: Acá se han hecho algunas cosas, pero no hay una cosa como el Festipulenta, que tiene 14 ediciones, ni nada parecido. Hay bandas que tocamos juntas, como también pasa en muchos lados. No hay este tipo de cosas acá. Hay otro tipo de festivales, que también lo tienen ustedes, los festivales grandes. Que tampoco hay muchos, en un momento hubo más. Los 3Pecados en su momento, con Carmen (Sandiego) hicieron algo, que tuvo una o dos ediciones. La verdad no hemos laburado para tocar así, que se repita siempre… o sea, todos los festivales son de una vez.

R!: ¿Tenés algún contacto con alguna de las bandas que van a tocar con ustedes en el Festipulenta? ¿O conoces a algunas?

E: Conocerlas sí, conozco a casi todas. Y a las que no conocía de escucharlas las conocía de nombre. Y después, con Valle de Muñecas… yo a Manza lo conozco hace pila porque él venía a laburar con bandas de acá, que algunos eran amigos míos. Ahí lo conocí. Y Menos que Cero fue una banda que me marcó mucho… por el año 2004, 2005 a mí Menos Que Cero me cambió la vida. Quedamos siempre como en contacto, y quedamos en que íbamos a tocar juntos. Cuando hablé con Nico y Juan del Festipulenta a ver que me podía interesar de allá, incluso habíamos hablado antes para hacer unas fechas por afuera del Festipulenta, y la banda que más me interesaba era Valle de Muñecas, por afinidad, digamos. Después me interesaba mucho Señor Tomate, porque me parece una banda increíble, tienen unas canciones hermosas. A El Perrodiablo la he escuchado alguna vez en La Hora Pulenta, online. Ahora cuando fui a Buenos Aires me mostraron Reno, también me pasaron unos links de Go-Neko!. O sea, estoy más o menos al tanto de con quienes vamos a tocar. Estoy re ansioso por ver a Valle de Muñecas, hace tiempo que quería verlos. De hecho, pensé en que vinieran a tocar acá, con alguna de las bandas amigas, ver algo así. Así que esta puede ser una oportunidad, además de para verlos, de arreglar un contacto que nos permita poder traerlos acá también. Porque estoy seguro que hay un número suficiente de personas que los quieren ver y otras a las que les puede interesar.

R!: Volviendo un poco a los discos, ¿Qué diferencias hay entre cada uno? Por ejemplo sobre el segundo leí por ahí que tiene una suerte de concepto y es sobre la maldad. ¿El primero también tenía algo así?

E: Mmm, sí. (piensa unos segundos) No son discos conceptuales. Es que hay un concepto, pero que no se confunda con un disco conceptual. Es cierto que hay un concepto, ideas que sostienen la composición cuando vos lo estás haciendo. Pero solo quiere decir eso, es el andamiaje. Vil es un disco sobre la maldad, en estos términos que estoy hablando. Un disco que busca formas de ser malo, o de recibir maldad, o de entender las cosas que hacen mal y las cosas que están mal. Digamos, es un disco sobre el mal, en primera instancia. Aunque no necesariamente las canciones hagan pensar a la gente que lo escuche que es sobre el mal, yo que lo hice, sé que es un disco sobre el mal (risas). Y Malditos Banquetes es un disco más festivo, es un disco sobre la resaca. También, en los mismos términos, como una idea que me sostiene a mí mientras lo voy desarrollando. Y la resaca entendida como las consecuencias de nuestros actos. Así se podrán definir los conceptos de los dos discos.

R!: ¿Y ya están laburando en alguno nuevo o todavía es muy pronto?

E: ¡No tengo una puta idea, man! (risas). Estoy re preocupado por eso, pero tampoco puedo hacer nada más que estar atento. Yo creo que lo único que puedo hacer es eso, sentarme a estar atento y mantener los ojos y los oídos abiertos.

R!: O sea que compones cuando te pinta, cuando cae la inspiración…

E: No cuando cae la inspiración, cuando tengo algo que escribir. Cuando encuentro una forma que me parece curiosa, o algo. Ahora medio que los Problems me dicen “dale, ponete a hacer canciones” . Estuve intentándolo y no encontré nada que me interese. Tengo un montón de frases sueltas… igual es como parte del laburo. Hay un tiempo en que no se ve el camino. Cuando vos haces un disco, a medida que vas trabajando se va aclarando el camino, hasta que ves la meta clara dónde vas a terminarlo. Yo ahora estoy en absoluta ceguera, no hay ni una luz. Supongo que va a suceder, y si no, me dedicaré a otra cosa. O viviré de repetir estos dos discos hasta que me muera (risas).

R!: Está bien. Para ir cerrando, y volviendo a la actuación del Festipulenta, me imagino que teniendo dos discos, van a tocar un mix entre los dos, ¿no?

E: Un poco. Pero yo en particular estoy muy copado tocando Vil. No lo hemos tocado demasiado tampoco, habremos tocado unas seis o siete veces las canciones de ese disco. El show se centra en Vil, de Malditos Banquetes no más de dos o tres. Y alguna cosa más. Vamos a tocar unos 45 minutos y se va a centrar en Vil.




Eté & Los Problems se estarán presentando este viernes y sábado en el Festipulenta, acompañados primero por Go-Neko!, Atrás Hay Truenos y Valle de Muñecas y al otro dia por Sr Tomate, El Perrodiablo y Reno y los Castores Cósmicos. La cita es en el Zaguán y toda la data la pueden encontrar haciendo click acá.