El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
Alai: Entrevista a Muriel de Alai

Hoy por hoy no hay under porteño. Eso de caminar por las calles del centro y pasar por la puerta de 5 recitales en una noche, eso de no saber a quién ir a ver no existe más, y se extraña

Por: Julieta Berardo - julieta@recis.com.ar



Recis!: Empecemos por el principio… Contame cómo fue el paso de Jai Alai, banda básicamente punk, a Alai, una banda más abierta en cuanto a estilos ¿Y de dónde y cómo salió el nombre?


Mumi: En realidad lo que pasó es que Jai Alai se disolvió. John y yo (Mumi) íbamos a seguir tocando juntos por lo que se veía, porque además habíamos justo empezado a componer juntos. La apertura estilística en Alai se debe un poco a que la composición es un proceso que se vive como juego, a donde vale todo. John y yo fuimos, antes que compañeros musicales, amigos: vivíamos cerca, siempre hubo lugar para mucha espontaneidad. O sea que la idea era empezar otro proyecto, pero no pudimos despegarnos del Alai porque aunque buscamos otros nombres, Alai siempre nos resultaba mejor, por su significado (alegre en vasco), su sonido, su extensión y probablemente porque nos era tan familiar. Cuando entró Paz a cantar y tocar el bajo el proyecto quedó conformado y pudimos empezar a hacer sonar los primeros temas.


¿Qué cambios se produjeron en la banda al incorporarse, el año pasado, un trompetista, un trombonista y un tecladista?


Fue muy llamativo cómo se dieron las cosas el año pasado. Pasar de ser 3 a ser 6 fue fuerte y nos dio bastante energía al principio porque fue sorprendente, no lo buscamos. Además, escuchar tocados algunos arreglos que sólo habíamos podido imaginar o programar en el Reason, e inventar otros nuevos en función de las nuevas posibilidades nos entusiasmaba mucho. Hoy por hoy el tecladista y el trombonista se fueron. Los cuatro que estamos fijos nos estamos volviendo mucho más versátiles, multiusos. Era difícil que fuéramos los 6 por mucho tiempo porque un proyecto autogestionado requiere mucho compromiso, armar un grupo de laburo sólido, y no toda la gente tiene ganas de algunos sacrificios, y es entendible. De todas maneras, sin esa instancia, no hubiéramos escuchado los temas con otra “orquestación”. Eso te abre la cabeza y por eso mismo es que hoy, en función de las canciones y el show estamos de a poco entrenando nuestra versatilidad pero por sobre todo, muy conscientes de cómo armamos cada tema y de las muchas y diferentes posibilidades que hay para tocarlo en vivo.


¿Cuánta importancia le dan a la imagen de la banda?


Siempre nos esforzamos por cuidar el aspecto visual. En primer lugar porque nos divierte, pero además nos parece imprescindible. Por ejemplo, en la mayoría de los casos, el primer contacto con una banda es a través de un volante, de una foto o de la página web. Todo se decide en instantes, si bajar el mp3 o no, etc.. La gente registra aquello que le gusta o sorprende y si el primer contacto es visual, más vale que se lleven una buena impresión. Por otro lado, y esto es lo mejor, nos apasiona y divierte muchísimo el desafío de ilustrar el errático estilo de nuestra música, ya sea desde la estética de una web o el vestuario de un video clip. Las dos chicas estudiamos diseño (aunque yo brevemente). Paz de indumentaria y yo de imagen y sonido y también soy fotógrafa y apasionada nata de todo lo gráfico/audiovisual. De modo que cuando me piden un volante sonrío, y en general los hago por pura diversión y búsqueda, lo mismo que las lavadas de cara de la web. En suma, nos resulta natural ocuparnos personalmente de la imagen, va en simultáneo con todo lo demás.


¿Notás diferencias con otras bandas por tener dos integrantes femeninas?


Si bien tener cantante bajista y baterista mujeres te separa del común de las bandas, esto sólo no implica una diferencia en lo musical. A lo que me refiero es a que sí, el público recuerda que hay chicas, porque, por supuesto hay pocas bandas con mujeres y sobre todo en los roles que desempeñamos nosotras. Sin embargo, esto solo no implica que la música se diferencie automáticamente. En cuanto al funcionamiento interno, no sabría darme cuenta. Seguro que es distinto un grupo de todos hombres o de todas chicas de un grupo mixto, pero no sé en qué. Lo que te puedo asegurar es que cargamos equipos y armamos y desarmamos como todo el mundo. A veces nuestro sexo hace que nos traten mejor, a veces que nos traten peor, y lo más habitual es que estén esperando (quizás en algún recodo inconsciente, pero sí) que toquemos mal. De eso sí nos damos cuenta. Por lo demás las otras diferencias me gustaría preguntárselas al público.


En varios temas del disco se aprecian características del folklore, ¿Es parte de su influencia este estilo?


Evidentemente sí, pero nosotros nos dimos cuenta sobre la marcha. Es decir, no somos oyentes de folklore, yo creo que como mucho escuché dos discos enteros de folklore a propósito. Pero lo que pasó fue que apareció en la composición, como una especie de influencia cultural inconsciente. Y nos alegró saber que estábamos embebidos de “nuestra” cultura sin querer.


Contanos la experiencia que tuvieron en torno al tema “Sin vos” (cuya poesía es de Cristina Siri)


Esa canción es bastante vieja. La hice hace muchísimo y adapté la poesía de Cristina para ella. Muchas veces fantaseé con ubicarla y contarle, pero pensaba que era mejor esperar a tenerla grabada. Cuando finalmente, fácil 3 años después de que la cantara por primera vez, el disco que contenía “Sin vos” estuvo listo, me puse a buscar a Cristina. Probé con los teléfonos y mails que figuraban en su libro (publicación under, me llegó de casualidad) pero no andaban más. Me puse a buscar entonces en internet, hasta que dí con un foro de poetas. Ahí había mensajes de otros poetas que sugerían la muerte (reciente) de Cristina (aún joven). Me puse bastante triste y contacté al moderador del foro para contactarme con algún familiar y llevarle un disco. Pero no dio resultado, y mis intenciones se fueron diluyendo. Quizás un día de estos vuelvo a buscar a algún amigo o familiar de ella, pero verdaderamente me hubiera gustado que ella lo escuche…


¿Les quedaron temas que no hayan entrado en el disco? Si es así, ¿Pensás que los incluirán en el próximo o que quedarán en el cajón del olvido?


Sí, siempre quedan cosas afuera. Supongo que algunos entrarán en el próximo, pero tras mutaciones varias probablemente, y algunos no. Lo que pasa es que también salen muchos temas nuevos todo el tiempo, y recién vamos a saber qué pasa en el segundo disco cuando lo encaremos como proyecto y nos pongamos a imaginar la lista. Por ahora disfrutamos de las ideas nuevas. Hemos estado zapando mucho y hay mucho material.


Qué opiniones tuvieron hasta ahora sobre el disco? ¿Alguna crítica en contra?


En general las opiniones son buenas, a veces hasta demasiado halagadoras y yo, por lo menos, me pongo colorada.


Lo concreto es que no lo tiene tanta gente aún, pero los que lo tienen dicen escucharlo seguido. Todos tienen tema favorito diferente, y eso nos gusta.


También, por ejemplo, tras escuchar el disco, Ignacio Orrego de Fotorock Chile decidió encargarse de nuestra gira por allá este año, la segunda. Lo veníamos planeando, pero escuchar el disco lo entusiasmó mucho más al punto de que atrasamos la gira para hacerla mejor y él está haciendo un trabajo buenísimo para nuestro arribo a Santiago en Septiembre.


¿Cuáles fueron los primeros músicos o bandas que te acuerdes que hayas empezado escuchando a conciencia?


Los Beatles, Pink Floyd, Bob Marley. Me gustaban mucho Los Rodríguez también. Después vinieron las bandas que erigí en estandarte de mi rebeldía adolescente: Los Cadillacs, Actitud María Marta, Catupecu Machu antes de siquiera tener un disco y el “Dale”.


¿Fue una decisión de un momento preciso ser músico o se dio naturalmente?


En mi caso fue muy sorprendente. Empecé a tocar la batería casi sin querer y no me consideraba para nada en serio. Pero una cosa llevó a la otra y terminé componiendo canciones que me encantaban, yo creo que ahí se produjo el click y comencé a tomármelo en serio. Esa sorpresa fue muy gratificante. Desde que empecé hasta hoy, nunca estuve sin una banda. No le daba importancia, porque ocurría naturalmente, pero hoy miro atrás y desde los 15 hasta hoy, siempre estuve tocando con alguien y ahora sí que me parece imposible parar, creo que no hay retorno, siempre haré música.


Es un tema trillado el de las complicaciones que sufren las bandas under para tocar en vivo desde hace casi dos años, pero no por eso creo que se deba obviar, ¿Cómo les pegó a ustedes esta cuestión?


Tu pregunta viene como anillo al dedo, o como dedo en la llaga, y te agradezco por no obviarla. Por más trillada que parezca, a mí me parece preocupante que la tragedia Cromagnon, que produjo gran cantidad de efectos en nuestra sociedad, no dio pie a ninguna reflexión. Se echan culpas, se echan funcionarios, se cierran lugares pero no se reflexiona el pasado en pos del futuro. La puja política se vuelve funcional al monopolio cultural y hoy por hoy las bandas independientes, medianas y pequeñas no tenemos dónde tocar. Al igual que los dueños de los lugares pequeños y medianos no pueden abrir, mientras que siguen habilitados algunos lugares que a primera vista se revelan peligrosos, aunque nadie vuelva a prender jamás una bengala.


Te decía que es oportuna porque estas son semanas dificilísimas para nosotros. Desde hace meses que venimos planificando la presentación del disco. Estábamos felices porque con el dinero que nosotros podemos invertir (que es poco) íbamos a hacer un show super prolijo en un lugar más que seguro y cómodo. El teatro elegido era El Cubo, la gente de El Cubo nos trató bárbaro, cosa que no sucede habitualmente y nos ofrecía un espacio privilegiado para darnos el lujo de presentar un show que venimos ensayando y preparando como un todo, y que no es posible hacerlo en la vorágine de un lugar donde no hay tiempo de probar sonido, o que de por sí suena mal, o sencillamente falta buena voluntad e interés por parte de quienes lo manejan. Todo estaba muy bien, pero hace casi dos semanas efectuaron una clausura en El Cubo (y quienes lo conozcan se sorprenderán) pero sólo para las bandas. El ciclo de proyecto under y toda la programación musical de la sala se volvió repentinamente prohibida, mientras que las obras de teatro continúan normalmente.


Estamos tristes, decepcionados y enojados.


No pasamos la fecha a ningún otro lugar porque no existe en la capital federal otro lugar habilitado que reúna las características de El cubo. Los lugares habilitados que hay están sobrevaluados, por su escasez.


Por eso mismo resolvimos posponer la presentación del disco para después de Chile. Terminamos presentando el disco antes allá que acá. Sin embargo, vamos a tocar antes de irnos, para no dejar con ganas a la gente. Va a haber un show sorpresa esa misma semana, que será publicado en la web ( www. alai web.com.ar)


¿Creés que el under porteño está en decadencia, ascendencia o se mantiene, musicalmente, respecto a cuando comenzaste tu carrera?


Hoy por hoy no hay under porteño. Eso de caminar por las calles del centro y pasar por la puerta de 5 recitales en una noche, eso de no saber a quién ir a ver no existe más, y se extraña. Hay bandas en ascenso, y creo que el nivel musical de las mismas se mantiene, si bien predominan otros estilos.


¿Hay alguna banda que te haya llamado la atención últimamente, para recomendar?


Por ahora no he descubierto ninguna banda nueva de acá de Buenos Aires que me sorprenda. De todas maneras no llego a escucharlo todo.


¿Vas a shows de otras bandas habitualmente? Si es así, ¿Cuáles, por ejemplo?


Tengo épocas. Me gusta ir a ver a Cadena, que me produce nostalgia de la escena punk que existía, me gusta ver a mis amigos de Un kuartito, a Los Tipitos. En general voy a recitales de bandas amigas y conocidas. Extraño mucho los Mocambo de Árbol.


¿Cómo promocionarías la fecha presentación de “En la bruma”?


Mmm Es un show con sorpresas y variaciones. Sube, baja, y vuelve a subir. Pasa por muchos estados de ánimo que tratamos de explotar al máximo. Hay mucho trabajo detrás, es algo distinto de lo que siempre hicimos. Está pensado como un entero, y no una mera sucesión de canciones, al igual que el disco.


Cuando volvamos de Chile, para mejor, ya lo vamos a tener testeado con el público de allá.


¿Ya estuvieron en Chile?


Viajamos el año pasado y nos fue muy bien. En Chile le prestan mucha atención a la música de acá Este año hay gran expectativa porque vamos con un disco. Supongo que en Santiago es más sencillo porque hay menos gente, y menos bandas. Pareciera que es más sencillo conseguir atención de la tele y las radios, y supongo que además hemos tenido mucha suerte con la gente que nos ayuda desde allá. El año pasado fue la banda Familea Miranda, que acaba de mudarse a Europa, a través de su sello miranada discos. Este año, Ignacio Orrego de Fotorock Chile.


¡Muchas gracias y la mejor para la gira y las próximas fechas!