El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
Botafogo: Entrevista a Miguel Botafogo

Me puse un poco ácido con cosas que ya no soporto de mi propia sociedad, donde vivo, de nuestra cultura, es como un argentinismo al palo, pero por oposición... igual yo soy un artista que no molesta a nadie, así que no sé…

Por: Gabriel Kirchuk - Mail del Autor

Si existe un género de narices frías, manos veloces, y un espíritu sobrevolando cada instrumento, ese es el blues… aquella música surgida en el delta del Mississipi, pero que aquí, en este suelo que habitamos, con una geografía tan diferente, no nos privamos de ello, y más que bien representado está.

El mayor referente actual del blues de nuestra tierra se llama Botafogo, mágico guitarrista, y tuvimos la oportunidad de hablar con él, con el motivo principal de que nos cuente sobre su gira que llevara a cabo en estos días con las visitas especiales del blusero de Chicago Adolphus Bell, y de Pura Fe, una cantante de Carolina del Norte, que mezcla blues y música india autóctona de sus pagos.



 

Recis!: En lo referido a la gira que realizarás con Adolphus Bell y Pura Fé, estos lujos no se los pueden dar muchos músicos, ¿cómo nació la idea del proyecto, de la gira?


La idea nació por el contacto de una fanática del blues amiga mía desde hace décadas, con una fundación llamada “Music Maker” que ayuda a músicos olvidados, o que están en la calle, o que quizás tuvieron alguna vez un éxito, pero luego quedaron en el olvido, por razones de cualquier índole, de salud, de problemas familiares, desgracias, separaciones, trabajo, cárceles, en fin, de cosas de la vida. Y entre sus propuestas de ayuda está el hacer contactos internacionales, y armarles pequeñas giras o grandes también, en varios países del mundo a la vez, como el año pasado que fue el primer contacto que tuvimos con ellos, la primera cuestión que resolivmos hacer juntos con Beverly Guitar Watson y Capitán Look. Mi amiga les comentó que el público argentino era muy amante del blues, entonces se interesaron, les mandó mi material que les gustó, justo coincidió que yo iba a Washington a tocar con un amigo, un armoniquista blusero de allá, y había una convención, un congreso de blues de “Music Maker” apoyado por el gobierno y algunas marcas muy prestigiosas como Volswagen, entre otras; era una especie de presentación de la fundación a congresales, empresarios, etc. Y yo me colé ahí y conocí gente buenísima, jóvenes, viejos, consagrados, no consagrados. En ese momento arreglamos, y realizamos la primera gira. Esta es la segunda gira que hacemos con “Music Maker”y artistas que ellos estás protegiendo y catapultando.  


Y estos shows, ¿vendrían a ser como una especie de educación blusera para el público, por decirlo de alguna manera? Ya que no es común ver a este tipo de aristas en escenarios locales.


No se si educación blusera, pero es verdad eso que decís, no son nada comunes estas visitas, sobre todo Adolphus Bell, que es un One Man Banda, es decir, un hombre-orquesta, de esos hay muy pocos, y toca blues de pura cepa, antiguo. Es tan delirante que se perdió el primer avión que tenía que tomarse, jaja.


Y Pura Fé es una cosa bastante original, dentro de todo lo que pueda ser canción femenina, a pesar de que tiene siempre una cosa extraña de hacerte parecer que estás escuchando a Janis Joplin mezclado con una india bagualera de la tribu que pertenece ella, la tuscarora, y es una cosa muy loca, muy particular.


Al juntarnos los tres va a salir algo muy bueno, muy original, pero si alguien lo toma como educación blusera, ojalá que así sea, sería buenísimo, por lo menos es una de las facetas.


¿Cómo ves ubicado actualmente en el mundo, al blues argentino?


En el mundo, yo creo que ni saben, jaja, nadie sabe nada del resto del mundo. En todos lados, hay amantes del blues, y gente que toca espectacular, pero pasa también lo que sucede acá, existe mucha gente que toca super bien blues, podrían tocar en Chicago con cualquier artista, pero tal vez tocan cumbia, o rock and roll, o heavy, algo que gane más comercialmente, de lo que se pueda vivir. En todos los lugares del mundo pasa lo mismo, pero el blues esta ahí, siempre esta ahí, de repente vas a ver a los Stones, tocan en el medio, en una pasarela, dos o tres blues que te matan, y a la gente le encanta, y después siguen… siendo los Rolling Stones.


¿Qué novedades del blues recomendás?


Mirá, la verdad es que yo soy bastante pasado, recién ahora me compré la primer computadora, y recién ahora conocí esto, ¿cómo se llama?, esto que ves…You Tube, eso parece magia negra, parezco un indio que le están mostrando los espejitos, asi que apenas ahora averiguo cosas, pero de lo que tengo de audio, por ejemplo Corey Harris, es un blusero yanqui joven, es increíble.


Y en Argentina, hay un montón de pibes que tocan muy bien, hay una banda que hace un montón está, pero para la gente puede ser nueva que es King Size, tiene un violero que se llama Daniel Raffo, que es espectacular. En Chicago está un santafesino, un pibito que lo conocí de soporte mío, y lo escuché, parecía un disco de Steven Ray Vaughan el flaco, y lo vi, era un pendejito chiquitito parecido a Harry Potter, toca como un descocido, resulta que es el guitarrista mas amado del “south side” de Chicago, toda la zona de negros y él es amado, Maxi Valldeneu se llama.


¿Pensaste en hacerles escuchar a estas honorables visitas, un poco de Pappo, Manal o Durazno de Gala?


Ah, no lo había pensado, pero está buena la idea que me das, gracias. Sí, quizás les guste, tenes razón


¿Cómo será el concierto? ¿Tocarán los tres juntos, después solos…?


Ellos están muy acostumbrados a tocar solos, asi que seguramente hacen parte de sus show solo, y yo tocaré algunos temas también con la que habitualmente es mi banda, y los acompañaremos en sus intervenciones, no sé si dos o tres temas. Después querríamos tocar los tres juntos, todos dicen “che, toquen juntos”, y estaría buenisimo. A mí se me antoja tal vez hacer un clásico nuestro con ellos, y también hacer un clásico de blues tradicional, compartir el escenario un rato.


En lo individual, se ve que nunca parás, necesitás de estar en los escenarios todo el tiempo, sin frenar?


Yo toco todo lo que puedo, dentro de los huequitos que quedan en la parte negocios. Siempre estoy, pero trato de vivir en vacaciones, no tomarme vacaciones, vivir como si fuesen siempre vacaciones.


¿Hay un disco de estudio en puerta?


Sí sí, ya tengo un monton de temas para grabar, y está acá haciendo cola en el estudio nuestro. Ahora está trabajando Decenadores, y el productor como es mi hijo ( Andrés Vilanova, baterista de Carajo ) se encuentra ocupado en eso, entonces cuando termine.


¿Para el año que viene sería la idea?


Y… yo quisiera que fuera para fin de año, estaría mejor, por lo menos, porque sino se me hace lunga, ya que tengo pensado otra cosa para después de este disco, es más si me apuras un poco ya quisiera ponerme a grabar esa otra cosa y olvidarme de las canciones que hice ahora. Eso nos pasa un poco a los músicos, ir más adelante y querer grabar lo último que salió en la habitación.


¿Y esperás que tenga la misma repercusión que tuvo “Don Vilanova?


Ojalá, y ojalá que más. La verdad que lo de de “Don Vilanova” es loable, porque por supuesto que la gente se acuerda de los ganadores, de los segundos no se acuerda nadie, pero estuvo ternada en los Premios Gardel con grandes producciones, la ganó Vicentico, y yo estaba en la misma terna con él, una producció asi, familiar, chiquitita, al lado de una mega-producción, y obvio que ganó la mega-producción a la hora de los premios, pero que el jurado te haya puesto a la misma altura, es una buena señal. Además, esto es para nosotros un aprendizaje, jugar un cacho, y justo se da la casualidad que es mi hijo, pero esta bueno ver como fluye, es como un pintor que pinta un cuadro, y vos lo ves ahí, bueno, nosotros hacemos discos y las experiencias posteriores están buenas.


No sé que va pasar, en el sentido que me puse un poco ácido con cosas que ya no soporto de mi propia sociedad, donde vivo, de nuestra cultura, es como un argentinismo al palo, pero por oposición... igual yo soy un artista que no molesta a nadie, así que no sé…


Hace poco se organizó un festival de jazz, realizado por el Gobierno, ¿soñás con la futura existencia de algún festival de blues, gratuito y masivo?


Sería posible de hacer, ojalá que alguna vez pase. Si hubiera blues y jazz juntos, como es en otros lugares, sería espectacular. Además debería haber blues, jazz, y rock and roll, porque así fue el degradé histórico. Hoy estamos festejando los cuarenta años del rock argentino, y ese degradé tiene mucho que ver, son inseparables.


Sos un innovador en las guitarras y sus diferentes tipos, ¿cuán importante el luthier para un guitarrista?


Es muy importante, es como el veterinario para los cachorritos, pero es difícil tener uno, siempre está bueno conocer muchos, por si alguno no puede. Fanta y Guillermo Pallasolo, son con los que yo más trabajo, rescatan guitarras y las ponen es su lugar correcto, son como los fierreros pero de las guitarras, muy amantes. Llevarlos en las giras sería ideal, que uno de los guitarristas fuera luthier.


Lo que pasó el año pasado con el sindicato de músicos, y el polémico impuesto al músico, los ataques orales que recibiste por el lugar que te tocó tomar, ¿qué quedo de todo eso?


Esos artículos que habían sido reglamentados fueron anulados por el Presidente, por pedido de una serie de músicos, que por algún motivo primó su opinión por la del resto de los músicos. En realidad, se derogó porque había una lista de dos mil firmas en contra, pero de hecho los treinta mil afiliados del sindicato de músicos no se expresaron, y eran muchos más, nadie les pregunto nada, se guíaron solo porque los que repudiaron el artículo.


A mí me nombraron el “examinador”, y yo pregunté examinador de qué, y me dijeron que era para una ley que salió para poder tener un carnet de músicos profesionales, y había que dar un chequeo para confirmar de que el músico que lo pide es músico. Me designaron a mí, y me pareció bien.


Estaba en entredicho eso, y que la administración de lo que había que pagar quedaba en manos del Sindicato de músicos, y eso también despertó desacuerdo, lo cual podían ser todas cosas discutibles y razonables, pero el objetivo principal creo que todos se lo olvidaron, que es lo que yo defendí siempre que hubiese sido ideal: tener treinta mil tipos con una matrícula del Estado, no del Sindicato, ni de Canal 7, ni del conservatorio del barrio, sino del Ministerio de Trabajo que forma mi Gobierno, donde decía que vos eras profesional, entonces eso permitiría el poder de exigirle al Gobierno, por ejemplo, dejar de pagar para tocar, quizás iban a escucharte más y con predisposición, iban a decir: “che viste la ley esa, hay treinta mil monitos con eso en la mano”, y al lado de esos monitos hay diez que laburan por los menos, o sea que ponele un cero más, y se pueden poner más ceros, porque entre luthieres, plomos, grabadora de discos, estudio de grabación, importados de cable y cuerdas, una lista enorme de los que trabajan alrededor de los músicos.


La apuesta mía era esa, que fuéramos un batallón de gente a decirle al gobierno “nosotros no somos una manga de de hippies que pedimos monedas en las plazas, nosotros queremos vivir de ser músicos, no tocando en la ruta sin seguro de vida, sin un carajo, sin contrato”. Y nosotros generamos trabajo alrededor nuestro, no es para nosotros nada más, es más en los inicios de un músico no cobramos nosotros, y cobran todos los demás. Yo todavía sigo pensando que hubiera sido lindo, y le hubiera convenido mucho a Callejeros que esté esa ley en vigencia y respetada, bien informada, porque así ellos quedaban bien divididos como artistas del espectáculo, y no como productores, porque hay una ley que los avala, con distintas observaciones también si el artista se encarga de producir el show. Me hubiera gustado que se haya seguido adelante la moción de la matrícula, a pesar e pagar $90 por año, o a pesar de tener que pasar por el “bochorno” de que te tomen un test; si tengo que hacerlo yo, en la mesa en frente mío está por ejemplo un Luis Salinas tomándome un examen me alegraría mucho, o Charly García, Walter Giardino, Black Amaya, que son eruditos, ven a uno tocar, y dicen “éste tiene onda, listo”, y cuando viene un farsante, que hay muchos y pasa mucho, por ejemplo en la cumbia, que ponen un pibito porque tiene linda facha, linda “parrilla” de abdominales, baila, pero no toca. Sin embargo gozan de todos los derechos de la música, por ejemplo cobrar por tocar en televisión. Entonces, en esta parte, era poner las cosas como son, los que tocan, tocan, y los que no tocan que vayan a cobrar a otro indicato, no sé, de actor, pero no de músico, el test era sólo para limpiar un poco ese terreno.

Bueno, terminando, te pido una palabras explicando el porque merece ser visto el show con Pura Fé y Adolphus Bell


Porqué la unión de un negro que toca como una bestia, y de una mujer hija de indios y que tiene una fusión muy interesante con el blues, más un toque local, puede dar algo muy bueno para ser visto.


Sitio Web: http://www.lacasadelblues.com.ar/botafogo/