El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
Fabricio (Muñecas Rusas)

Fabricio es la voz y guitarra de los rosarinos Muñecas Rusas, quienes tienen un EP llamado Árboles en su haber y además se encuentran preparando un disco. Variada lista la suya, además de que probablemente más de uno de nosotros podamos identificarnos con lo que nos cuenta acerca de los momentos que iban marcando los discos en su vida.

#1: Radiohead - ''Kid A'' (2000)

Este disco me hizo ver, en la mitad de mi adolescencia, que para hacer un buen álbum de rock no hacía falta recurrir a guitarras afiladas y estribillos estridentes. Una obra hermosamente deforme y reveladora.

#2: The Beatles - ''Revolver'' (1966)

Los Beatles son tan geniales que llegaron a convertirse en un lugar común cuando alguien habla de referencias musicales; un cliché que genera dudas en cuanto a la sinceridad de la referencia dada. Todo músico va a decir que le gustan los Beatles, hasta mi abuelo anti rock dice (falsamente pues jamás los escuchó) que "eran un buen conjunto, el único de rock que me gusta". Son palabra mayor, pocos se animan a negarlos y hace falta explicar el porqué de eso y mi elección de Revólver. Lástima que amar a los Beatles hoy es algo políticamente correcto, muy a contramano del espíritu del rock y el espíritu de Revólver.

#3: Soda Stereo - ''Dynamo'' (1992)

Todos los discos de Soda están buenos y fueron importantísimos en mi formación como músico (menos Doble Vida, este es bastante flojito), pero Dynamo fue el que más me sorprendió. Confort y música para volar, el unplugged, fue mi primer cassette y fue el que me despertó un interés por la música mayor al de un simple escucha. Pero cuando Dynamo llegó a mis manos algunos años después, me dejo boquiabierto. Soda parecía un My Bloody Valentine argento pero con el mismo alma pop de siempre.

#4: Fito Paez - ''Circo Beat'' (1994)

Este quizás esta en mi top 10 por una cuestión más sentimental que musical, ya que hoy en día soy incapaz de escucharlo entero, pero recuerdo pasar tardes cantando sus temas con el "librito" del disco en la mano. Otro de los discos que fue encendiendo la llama que me llevo a querer hacer música. "Lo que el viento nunca se llevó" era mi canción favorita.

#5: Coldplay - ''A Rush of Blood to the Head'' (2002)

Coldplay para muchos es una banda flojita de pop ligero y vacío de contenido, y puede que a veces quienes dicen esto tengan razón (especialmente si hablamos de lo que sucedió posteriormente a este disco). Pero a mí A Rush of Blood… (y Parachutes también) me voló la cabeza. Cayó, junto con discos como OK Computer de Radiohead, en un momento de mi vida en que mis oídos se nutrían principalmente de capas y capas de distorsión, baterías estridentes up tempo y vocalistas jetones. La instrumentación minimalista, los espacios sonoros gigantes cargados de echos y reverberancia y la voz a veces fantasmal de Chris Martin me hicieron descubrir una inclinación musical que yo no sabía que tenía. Bandas como Radiohead (pre- Kid A) y Coldplay, me sacaron de la cabeza ese prejuicio adolescente que me decía que hacer pop era hacer "basura de radio Disney", y que todo podía ser resultado de una búsqueda musical integral que exceda al "estribillo ganador". Que una linda melodía no sea lo único que importa en el tema, sino que además esta esté acompañada por un impulso de experimentación en la instrumentación que construya una armonía para transportar al oyente a diferentes paisajes sonoros.

#6: Green Day - ''Dookie'' (1994)

Este está por una cuestión puramente sentimental. Hoy no es una referencia para mí y habría que escarbar mucho en la música de Muñecas Rusas para encontrar vestigios de su influencia (aunque los hay y muchos), pero fue el disco que me despertó las ganas de aprender a tocar la guitarra.

#7: Led Zeppelin - ''Led Zeppelin II'' (1969)

Este era un disco de mi viejo, cuando lo descubrí yo estaba en mi etapa de punk rock argento y punk californiano al palo. En mi pieza sonaba todo el día Flema, 2 Minutos, Bulldog, NOFX, Lagwagon, etc. Mi viejo, como todo viejo, insistía en que eso era una porquería y que tenía que escuchar rock de verdad. Que tenía que escuchar lo que escuchaba él. La cuestión es que un día le di bola y me encontré con Led Zeppelin II , y si bien el punk no empezó a parecerme una porquería, este disco me voló tanto la cabeza, que empecé a ver si había vida más allá del punk rock.

#8: The Strokes - ''Is This It'' (2001)

El efecto post-Led Zeppelin me trajo este álbum. Cuando empecé a apuntar la atención hacia otros horizontes me encontré con que el vídeo de una banda que no sonaba como ninguna banda en mi repisa de discos me volaba la cabeza. No por lo que veía en el vídeo, sino por lo que escuchaba. El tema era "Last Nite". Mi viejo decía que sonaba a una copia de Iggy Pop (y tenía razón), pero yo no conocía a Iggy Pop y los Strokes me volaron los sesos. Al otro día fui corriendo a buscar "el disco que tenía Last Nite". Lo encontré y con él encontré 10 temas más que me cambiaron la manera de pensar la música para siempre.

#9: Gustavo Cerati - ''Ahi Vamos'' (2006)

Con este disco me "amigué" con Cerati de nuevo. Bocanada y Siempre es hoy habían salido cuando yo estaba pasando por una etapa donde por mis oídos entraban sólo guitarras desbordadas de distorsión y redoblantes que sonaban como disparos de cañones. Todo lo que no tenía eso me parecía música blandita, para "minitas", prejuicio infantil (y con dejo machista) típico de la adolescencia de un varón. Cerati ya no hacía "buena música " y hacia "basura electrónica". Por suerte apareció Ahí Vamos y me atrapó con la guardia baja. Este disco me volvió a atrapar en el universo sonoro ceratiano y me hizo preso de el para siempre. Con el tiempo me arrepentí de haber cerrado mi mente a sus trabajos anteriores.

#10: The Smiths - ''The Queen Is Dead'' (1986)

¿Existe cantante más conmovedor que Morrissey? Si alguien conoce, que me lo diga (no me vengan con Sinatra, Freddy Mercury y boludeces). Los Smiths son dueños de muchas de las canciones pop que más me emocionan hasta hoy en día, los arreglos de Johnny Marr llevan el gen que engendró la manera de pensar las guitarras en muchas bandas como Muñecas Rusas, y este disco es sin duda el mejor de todos los que Marr y Morrissey hicieron juntos. Suficientes razones como para incluirlo en mi top 10.