FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
FRANCISCO BOCHATÓN
10/06/2005 - C.C. San Martín

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

La presentación del disco La Tranquilidad Después De La Paliza, el más reciente de Francisco Bochatón, presagiaba una velada de lujo en este viernes de Ciclo Nuevo en la comodísima sala AB del centro cultural. Afortunadamente para mi, se me dio por ir a sacar la entrada a eso de las ocho menos veinte, mientras que los que llegaron mucho mas tarde se quedaron sin ellas, e ignoro si finalmente habrán podido entrar. Como el show empezaba a las 21, me dispuse a hacer la cola, al tiempo que me entretuve involuntariamente con las “locas” conversaciones de algunos “alocados” jóvenes de esos de la “generación Internet” (acabo de inventar un termino… pero seguramente ya saben de que hablo: los que agarraron con mas pasión que la debida los fotologs, blogs, y etc... que viejo me siento) que estaban algunos metros atrás mío.

Aproximadamente a las 20:40 nos dejaron entrar y desde la comodidad de mi butaca en la cuarta fila me dediqué a esperar el comienzo del show, no sin antes presenciar un ejemplo clásico de argentinidad (evitar asociaciones con esa pésima banda que llena Luna Parks y popularizo el termino, por favor…): Resulta que como había mas gente que butacas, los que no consiguieron estaban sentados en los pasillos. La hora pasaba, el show no comenzaba, y un empleado del centro cultural dijo que hasta que no se fueran de los pasillos no salía la banda. La gente se empezó a levantar, se apagó la luz, salio la banda, y adivinen que paso: si, todos volvieron al pasillo y vieron el show desde ahí…

En fin, Bochatón y los 3 músicos que lo acompañan saltaron a las tablas a las nueve y cuarto y durante más de hora y media nos dieron un show de esos que dejan al fan satisfecho e invitan al que recién los descubre a volver. En mi caso tenia los discos Cazuela y Píntame Los Labios desde que me los había pasado un amigo de la fuckultad, y recién había decidido desempolvarlos hace poco, después de tener una revelación al escuchar una presentación en vivo en el programa de Fabio Posca en Rock & Pop (una lastima haber tardado tanto).

Abriendo con El Gusano del disco nuevo y repasando toda su historia, pasaron Hojas De Alcaucil, El Gorila, Caja de Zapatos, Estacas, Libera, Cosas Viejas, A Través De Todo (otro nuevo, si todo el disco es como ese tema, es candidato a que me lo compre…) y muchos más (no menos de 25 temas). No voy a descubrir nada acerca de las bondades sonoras de la sala, pero realmente se puede decir que sacando algún que otro problemita menor sonó excelente. Teniendo como referencia los discos, el vivo es un poco más eléctrico (de hecho nunca se calzaron guitarras acústicas, aunque Francisco hizo varios temas el solo, como Pinamar, Pastillas Celestes y varios otros), sin llegar a perderse el clima original de las canciones. El otro guitarrista (que vaya uno a saber por que tocaba leyendo partituras…) metía algunos efectos complementando el trabajo de Bochatón y la bajista, que en un par de temas alternaron esos instrumentos.

Promediando el show, justo después de los últimos acordes de ese tamazo llamado Mundo de Acción, los cuatro se retiraron para volver a los dos minutos y hacer unas cinco canciones más (El Gusano paso de nuevo –un replay…), cerrando una performance indiscutible.

No faltó el (por lo que estuve leyendo) recurrente chiste de hacer Sigue Girando de los Ratones Paranoicos, y en definitiva, no creo que una moneda de un peso pueda comprar nada mejor que esto (solo me quedé con ganas de escuchar Vida Simple y Canto al Fuego fatuo, pero bueno, otra vez será).